¿Qué ocurre con la polémica empresa Xifra?

Sifuentes afirma que su ex-socio Goodman robó 43 millones de dólares, lo que no ha permitido a Xifra seguir operando

Luis Méndez Zaldívar

Xifra ha estado en la mira de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de México (CNBV) por desarrollar un esquema piramidal. Ahora, parece que la empresa está en quiebra según su co-fundador George Goodman. 

En una entrevista para el canal de YouTube del consultor en estrategia de negocios Moris Dieck, Goodman explicó cómo fue creando Xifra. Además, habló sobre cómo conoció a su futuro socio, Jonathan Yemelian Sifuentes Saucedo, según explica, fue en su empresa de marketing en ventas asociada a una compañía de luz propiedad en Houston, Texas, sin embargo después de un tiempo lo despide junto a su padre por “malas conductas y malas prácticas”. 

También te puede interesar: Paradero desconocido: Sofom vinculada a Xifra podría perder su registro

El momento crítico 

En un comunicado fechado el 16 de mayo la empresa dice: “debido a la transición que estamos llevando a cabo y que hemos estado comunicando previamente, el proceso de retiro para algunas cuentas ha sufrido una demora … tanto nuestro Departamento Financiero como de Programación, están trabajando en ellas para que su retiro se vea reflejado sin errores a la brevedad posible”, se lee en el comunicado.

Comunicado emitido por Xifra

 

Añaden que el crecimiento que ha tenido la empresa ha sido “un gran reto” por lo que han firmado “algunas importantes alianzas” con empresas de “talla mundial” con el objetivo de cumplir con las expectativas de sus usuarios, por lo que dicha acción ha hecho lo que el pago de retiros se retrase más de la cuenta. 

Aunque la realidad podría ser otra, debido a que Goodman afirmó durante la entrevista que Xifra busca culparlo sobre la situación de los pagos, argumentando que él robó 43 millones de dólares — por lo que no podrían seguir operando.— Por su parte, Goodman señaló que fueron considerados un unicornio financiero en noviembre de 2021.

Goodman afirma que registraron 150,000 cuentas activas y se había recaudado 250 millones de dólares —últimas cifras que el exsocio de Xifra vio pues él señala que desde hace un año que renunció a la empresa—. Aunque, asegura la cantidad puede que sea mayor casi 1,000 millones de dólares. 

Por último, el ex-socio de Xifra asegura que el resto de socios actuales buscarán migrar Xifra hacía una nueva empresa llamada Decentra pues el nombre de Xifra está “muy quedado”, y esta nueva plataforma inició ofreciendo servicios legales y de marketing para empresas Blockchain en etapas Pre-ICO, ICO y Post-ICO y que invierte en proyectos de cadena de bloques. 

Origen y operación de Xifra

De acuerdo a lo expresado por Goodman durante la entrevista Sifuentes y él se vuelven a encontrar después de lo sucedido anteriormente y buscan crear una empresa que opere con un “esquema multinivel”. La idea inicialmente de Goodman era vender productos hechos con Cannabidiol (CBD) mientras que Sifuentes quería operar con BTC y forex (mercado de divisas).

En un inicio Xifra ofrecía productos con CBD que “se vendía solo uno que otro, dentro de la oficina pero nada más”, pero realmente el trading con forex y sobre todo Bitcoin era el negocio de la compañía, por lo que los productos de Cannabidiol terminaron por dejarse de lado para centrarse en el trading. 

También te puede interesar: Megapro, empresa acusada de promover estafa piramidal, tiene publicidad en AICM

Al parecer, la compañía reunió a una serie de traders, provenientes de España y Colombia para que ayudarán a realizar las operaciones en el mercado de criptomonedas. Luego, las personas pagaban con Bitcoin una licencia para realizar trading, pero la empresa se encargaba de operar dicha licencia para que el clientes solo obtuviera las ganancias. 

Después el 60% se invertía en el mercado y el 40 por ciento restante era para “pagar comisiones”. 

Aunque Xifra operaba como un fondo de inversión, como tal no lo era, ya que no tenía autorización por parte de la CNBV para captar capital.