¿Qué tipo de minería te conviene para extraer ETH?

Aquí te ayudaremos a dar los primeros pasos en el mundo de la minería de Ethereum

Alejandro Wong García 

Al igual que Bitcoin (BTC), Ethereum (ETH) pertenece al grupo de las cadenas de bloques abiertas al público. Es un libro mayor descentralizado que los miembros de la red Ethereum actualizan y verifican. La forma de agregar un nuevo bloque a la cadena de bloques Ethereum es minarlo.

Ventajas de minar ETH

Para extraer ETH, las computadoras repartidas por todo el mundo compiten con el objetivo de resolver acertijos criptográficos a costa de la potencia de procesamiento y, por lo tanto, la energía. Cualquier minero que resuelva primero la prueba será recompensado con Ether. 

Estas recompensas pagan a los mineros por proteger la red, verificar transacciones y agregar bloques a la cadena. La recompensa minera actual es de 2 Ether por bloque más todas las tarifas de transacción y gas contenidas en el bloque. Se agrega un nuevo bloque a la blockchain en promedio cada 15 segundos.

Cuando se trata de minar criptomonedas lo que realmente importa es que lo que hayas planeado extraer valga más de lo que gastas en electricidad y en el hardware que has comprado para ello. 

¿Qué se necesita para minar Ethereum? 

De acuerdo con bitdegree.org para poder minar es preferible contar con sistemas operativos Windows 7 o 10 de 64 bits, también Debian o Ubuntu de Linux. Además de esto, una billetera digital y un software especializado en minería; este programa será el encargado de resolver el algoritmo para validar la transacción. 

Algunos de éstos son: CGMiner, BFGMiner, Multiminer, Awesome Miner, Claymore Dual Miner, Wineth, entre otros. Ethereum usa el algoritmo Ethash, por lo que debes asegurarte que el software de minería que elijas pueda ser utilizado y adaptarse a ese algoritmo.

El último y más importante componente es la unidad de procesamiento gráfico (GPU por su sigla en inglés). Esta tarjeta es la que determina el poder que tiene el nodo para encriptar las transacciones que recibe: un equipo con al menos 3 Gigabytes de memoria RAM puede servir para la tarea de minar ETH. 

También te puede interesar: ¿Qué es Ethereum y cuál es su origen?

Una tarjeta de procesamiento gráfico de este tamaño tiene un costo que puede ir de 700 dólares (14,291 pesos mexicanos) hasta 2,000 (40,000 pesos) o incluso más, dependiendo la marca, el distribuidor y sus componentes. Las computadoras gamers de gama alta, por sus características, también pueden servir; éstas pueden costar entre 500 dólares (10,208 pesos) y más de 4,000 (80,000 pesos).       

Opciones para minar Ethereum

Minería individual:

La minería en solitario parece una alternativa atractiva, ya que no es necesario pagar tarifas ni compartir las recompensas. Pero para tener una oportunidad realista de resolver uno de los acertijos criptográficos en un periodo de tiempo razonable, un operador de nodo necesita docenas de GPU. 

ASIC:

Sus siglas en inglés significan circuito integrado para aplicaciones específicas; es decir, un conjunto de tecnologías configurables diseñadas para un uso concreto. Los ASIC para criptominería requieren procesadores de 32-bits, bloques de memoria RAM, ROM, EEPROM y memoria flash, amplificadores analógicos, así como GPU y ventiladores. 

El costo de todos estos equipos es elevado: pues los precios de sus componentes pueden ir desde 10,000 hasta 500,000 pesos, además requieren estar en una instalación refrigerada debido a que se calientan mucho, por lo que los costos se elevan en función de la tarifa energética.  

Minería en la nube:

Minería en la nube. Este es el proceso de pagarle a otra persona para que extraiga ETH por ti. En lugar de poseer y ejecutar un hardware de minería propio, puede alquilar la potencia informática de otra persona y deja que ellos hagan el trabajo por usted. A cambio del alquiler se obtienen las recompensas de la actividad minera.

Es necesario tomar en cuenta para minar en la nube es necesario tener confianza en la contraparte, especialmente cuando se realiza a través de un servicio en línea, por lo que se recomienda evaluar la opinión de medios especializados que se dedican a la valoración de las empresas proveedores, para así conocer su desempeño y confiabilidad. 

Ripple News recomienda a ShaminingECOS, Hashiny, IQ Mining y Cryptouniverse, por tener una buena reputación entre sus clientes y una cobertura amplia por parte del medio digital de comunicación. 

Según BTC Manager estos servicios pueden costar desde un mínimo de 35 dólares hasta más de 9,700 dólares, dependiendo de los planes contratados (anuales, semestrales, mensuales). 

También te puede interesar: La red Ethereum quemó más de 1,000 millones de Ether; aún no es inflacionaria

Minería en grupos (mining pools):

Ethereum también se puede extraer uniéndose a otros mineros en un pool. Un grupo combina sus recursos computacionales de manera virtual, lo que aumenta su probabilidad de encontrar un bloque y maximizar ganancias. 

Los participantes reciben una recompensa por encontrar un bloque, lo cual se reparte en función del aporte. La comisión suele rondar entre 1 y 5% aunque puede variar en los distintos pools. Algunos de los más recomendados son Ethermine, NiceHash, F2Pool, Sparkpool.  

Antes de decidirte a entrar en este mundo, conviene hacer un cálculo de rentabilidad dentro de una web especializada como coinwarz; los datos que te pedirán serán: hashrate, potencia consumida, coste de la electricidad o porcentaje de la pool.

¿Cómo se mina ETH?

De acuerdo con información de Ethereum.org, para iniciar el minado en la red el usuario debe escribir y firmar una solicitud de transacción con la clave privada de alguna cuenta. En caso de que aún no tenga una, debe crear una billetera Ethereum. Hay muchas opciones como MetaMask y myetherwallet.

Al enterarse de la nueva solicitud de transacción, cada nodo de la red Ethereum agrega la solicitud a su mempool local, una lista de todas las solicitudes de transacción de las que han oído hablar y que aún no se han comprometido con la cadena de bloques en un bloque.

Un nodo de minería agrega varias docenas o cientos de solicitudes de transacción en un bloque potencial, de manera que maximiza las tarifas de transacción que ganan mientras se mantienen por debajo del límite de gas del bloque. El gas es la unidad que mide la cantidad de esfuerzo computacional requerido para ejecutar operaciones específicas en la red Ethereum.

El nodo de minería entonces verifica la validez de cada solicitud de transacción y luego ejecuta el código de la solicitud, lo que altera el estado de la copia local de Ethereum Virtual Machine (blockchain de Ethereum), el minero otorga la tarifa de transacción por cada solicitud de transacción a su propia cuenta.

También te puede interesar: Contrato de staking de Ethereum 2.0 se convierte en el mayor poseedor de ETH

Solo entonces los nodos agregan este bloque a la cola de su cadena de bloques y aceptan el nuevo estado de EVM como estado canónico. Los nuevos nodos que se unen a la red descargan todos los bloques en secuencia, incluido el bloque nuevo, entonces comienzan una copia de EVM local y luego pasan por el proceso de ejecutar cada transacción en cada bloque sobre su copia de EVM local, para auditar las sumas de verificación en cada bloque a lo largo del camino.

Entonces comienza el proceso para generar el “certificado de legitimidad” de prueba de trabajo para el bloque potencial, una vez que todas las solicitudes de transacción en el bloque han sido verificadas y ejecutadas en la copia EVM local.

Eventualmente, un minero terminará de producir un certificado para un bloque que incluye nuestra solicitud de transacción específica. Luego, el minero transmite el bloque completo, que incluye el certificado y una suma de verificación del nuevo estado de EVM reclamado.

Otros nodos se enteran del nuevo bloque. Verifican el certificado, ejecutan todas las transacciones en el bloque ellos mismos (incluida la transacción originalmente emitida por nuestro usuario) y verifican que la suma de comprobación de su nuevo estado de EVM después de la ejecución de todas las transacciones coincida con la suma de comprobación del estado reclamada por el bloque del minero.

Cada transacción se extrae – se incluye en un nuevo bloque y se propaga por primera vez – una sola vez, pero cada participante la ejecuta y verifica en el proceso de avance del estado de EVM canónico. 

MIFIBIT

MIFIBIT es una plataforma de inversión de criptomonedas que utiliza Inteligencia Artificial para administrar portafolios de activos virtuales.

La plataforma ofrece opciones en corto, mediano y largo plazo para obtener atractivos rendimientos administrando los riesgos. MIFIBIT ofrece planes sin plazo forzoso con un retorno fijo de más del 20% anual y planes con plazos forzosos con rendimientos promedio superiores a otras opciones en el mercado. ¡Haz que tus criptos trabajen por tí!