Economías emergentes encabezan adopción de criptomonedas: Chainalysis

De acuerdo con el último reporte publicado por la empresa de ciberseguridad Chainalysis, los países que son considerados como el tercer mundo son los líderes en la adopción entre sus ciudadanos de criptomonedas

Alejandro Wong García 

Según Chainalysis, a partir del año pasado el uso de criptomonedas en todo el mundo creció drásticamente, gracias a un aumento en la valuación de mercado de criptoactivos impulsado en parte por la creciente participación de las inversiones institucionales.

Chainalysis analizó la adopción de criptomonedas en países y regiones de todo el mundo, poniendo el foco en mercados emergentes, dónde India, Vietnam y Pakistán son los países con mayor adopción entre los ciudadanos, así lo dio a conocer a través de su reporte titulado “Geografía de las criptomonedas”. 

También te puede interesar: AMLO descarta adopción de Bitcoin en México

Principales países

A pesar de los grandes movimientos realizados por empresas como MicroStrategy y el fundador de Twitter, Jack Dorsey, en Estados Unidos, Vietnam encabezó el índice de adopción, seguido de India y Pakistán, pero ni así el país líder en criptominería se encuentra dentro del top 5 de adopción. 

Según el reporte, los países con mayor adopción son: Ucrania, Kenya, Nigeria, Venezuela, Estados Unidos, Togo, Argentina, Colombia, Tailandia, China, Brasil, Filipinas, Sudáfrica, Ghana, Rusia, Tanzania y Afganistán.

Al parecer, muchos de los mercados emergentes enfrentan una devaluación significativa de la moneda, lo que lleva a los residentes a comprar criptomonedas en plataformas para preservar sus ahorros. Tan solo de enero de 2020 a enero de 2021, la cantidad de billeteras digitales en uso en todo el mundo aumentó 45% a un estimado de 66 millones de dólares, señaló Chainalysis. 

El crecimiento de DeFi ha sido una de las historias más importantes en criptomonedas durante los últimos 18 meses. DeFi significa “finanzas descentralizadas” y se refiere a una clase de plataformas de criptomonedas que pueden ejecutarse de forma autónoma sin el apoyo de una empresa, grupo o persona central.

De acuerdo con información de la empresa, Estados Unidos fue el país que mayor adopción tuvo de ese tipo de plataformas, al colocarse antes que Vietnam, Tailandia, China, Reino Unido e India. 

También te puede interesar: Argentina toma ventaja en criptominería en AL con nueva planta

A decir por la información recabada en el reporte, desde abril de 2019 hasta aproximadamente junio de 2020, la gran mayoría del tráfico web DeFi provino de América del Norte y Europa occidental. En esa fecha, hubo un crecimiento en otras regiones, especialmente en Asia central y América Latina. 

¿Y en América Latina

América Latina tiene la sexta economía de criptomonedas más grande de las ocho regiones que estudiaron, con 352,800 millones de dólares en valor de criptomonedas recibidos entre julio de 2020 y junio de 2021; según esa cifra, la región representa aproximadamente 9% de toda la actividad de transacciones en el mundo.

Los datos de Chainalysis mostraron que Venezuela fue el país con mayor adopción de criptoactivos; según la investigación, el uso de las monedas digitales como Bitcoin ha crecido a medida que incrementa la inflación dentro de la nación dirigida por Nicolás Maduro. 

El siguiente fue Argentina, cuya moneda ha sufrido una serie de devaluaciones durante estos últimos dos años, lo que ha hecho que las personas tengan que encontrar una alternativa para que sus salarios no pierdan valor de un día a otro, a través del uso de monedas digitales. 

Además de esto, la necesidad que tienen los trabajadores latinoamericanos que laboran en Estados Unidos o Canadá, de enviar dinero de la manera más efectiva, ha hecho que criptomonedas, billeteras virtuales y plataformas se usen para transferir remesas

Brasil es el mercado de criptomonedas más grande en nuestro subcontinente, por volumen de transacciones, al recibir poco menos de 91,000 millones en criptomonedas entre julio de 2020 y junio de 2021. Eso hace que su mercado sea tres veces más grande que el de Venezuela, que acogió aproximadamente 28,000 millones de dólares en criptomonedas durante el mismo periodo.

Según los creadores del reporte, el país dirigido por Jair Bolsonaro tiene una economía más fuerte que Venezuela, con un poder adquisitivo per cápita de 15,643 dólares anuales contra 5,178 dólares  para Venezuela; lo que significa que las razones para adoptar la criptomoneda son muy diferentes para los usuarios brasileños y probablemente más centradas en la especulación y el crecimiento de la riqueza que en las remesas y los ahorros.

También te puede interesar: Estados Unidos supera a China como líder en criptominería

¿Qué lugar ocupo México?

México estuvo en el lugar global número 44 en cuanto a la adopción individual del uso de criptoactivos, antes que países como Chile, Bolivia, Guatemala y El Salvador, que estuvo colocado en el lugar 89. 

De igual manera hubo un gran crecimiento de las DeFi, las cuales fueron impulsadas principalmente por el uso de Uniswap, Instadapp y dydx, con una actividad significativa en Compound, Curve y AAVE. 

Además de esto, Binance, Bitso, Coinsbit y Coinbase fueron consideradas como las principales plataformas de intercambio de criptomonedas en los países que conforman la región latinoamericana. 

¿Cómo crecieron las demás regiones con economías emergentes?

Asia central y meridional y Oceanía es el cuarto mercado de criptomonedas más grande que se estudió con un valor de 572,500 millones de dólares recibido entre julio de 2020 y junio de 2021, lo que representó 14% del valor de transacción global durante el periodo de tiempo.

A partir de mayo de 2020, la actividad de DeFi como parte de todo el volumen de transacciones se dispara, alcanzando más de 50% en febrero. Esta actividad fue impulsada principalmente por las mismas plataformas que en América Latina.  

A decir por el estudio, África es el mercado de criptomonedas más pequeño del mundo y representa solo 3% del tamaño total, pero el comercio entre personas, las remesas y las necesidades de ahorro están impulsando la adopción de criptomonedas en el continente más pobre del mundo. 

El estudio concluyó que los mercados emergentes están volviéndose muy susceptibles al uso de monedas digitales debido a las condiciones económicas tan complejas que tienen que vivir sus ciudadanos, que tienen que encontrar una manera fuera del sistema tradicional para garantizar los recursos que les permiten subsistir.