G-7 establece principios para emisión de monedas digitales de banco central

El grupo se reunió para discutir principios para la emisión de monedas digitales de banco central 

Alejandro Wong García 

Los funcionarios de finanzas del G-7 emitieron el miércoles, 13 principios de política pública para las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC por su sigla en inglés) minoristas, y dijeron que deberían basarse en la transparencia, Estado de Derecho y gobernanza económica sólida.

G-7 y funciones 

El G-7 reúne a los ministros de finanzas y gobernadores de los bancos centrales de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos, de manera regular, desde mediados de la década de 1980 para discutir los temas financieros más importantes de la agenda mundial.

Los funcionarios destacaron que las CBDC podrían usarse junto con billetes y monedas físicas, además ofrecer a las empresas y los consumidores nuevas formas de pago en el futuro y apoyar la inclusión e innovación financiera. 

En el documento aseguran que ninguno de los gobiernos participantes ha decidido si implementará este recurso digital, pero consideraron necesaria la emisión de un documento que establezca una serie de reglas en común en caso de que decidan emitir una CBDC. 

También te puede interesar: Valor de activos digitales depende del número de proyectos que desarrollen: BofA

Principios para una CBDC

Principio 1

El principio 1 dice que cualquier CBDC debe diseñarse de manera que respalde el cumplimiento de los objetivos de política pública, no obstaculice la capacidad del banco central para cumplir su mandato y no perjudique la estabilidad monetaria y financiera.

Principio 2

De acuerdo con el segundo principio señala que los gobiernos que planeen implementar las monedas digitales deben hacerlas lo más confiables posibles  y resilientes a través de marcos legales, regulatorios y de supervisión adecuados. 

Principio 3

Según el tercero, deben existir estándares rigurosos de privacidad, así como la responsabilidad por la protección de los datos de los usuarios y la transparencia sobre cómo se protegerá y utilizará la información de las personas que decidan usar una herramienta para portar las CBDC.

Principio 4

A decir por el cuarto principio, las instituciones y órganos que decidan emitir las CBDC deben tener las herramientas que construyan un ecosistema seguro ante delitos digitales como hackeos y ataques con programas malignos. 

Principio 5

El quinto menciona  que las monedas digitales de banco central deben coexistir con los medios de pago existentes y operar en un entorno abierto, seguro, resiliente, transparente y competitivo que promueva la elección y la diversidad en opciones de pago.

Principio 6

El número 6 indica que las CBDC deben integrar cuidadosamente la necesidad de pagos más rápidos, más accesibles, más seguros y más baratos con el compromiso de mitigar su uso para facilitar la delincuencia. 

Principio 7

Los activos digitales del banco central deben diseñarse para evitar riesgos de daño al sistema monetario y financiero internacional, incluida la soberanía monetaria y la estabilidad financiera de otros países, aseguraron los funcionarios internacionales en el séptimo principio.

También te puede interesar: Ted Cruz: minería de Bitcoin, una solución energética para Texas

Principio 8

El octavo determina que el uso de energía de cualquier infraestructura para CBDC debe ser lo más eficiente posible, con el objetivo de respaldar los compromisos compartidos de la comunidad internacional para la reducción de emisiones de carbono en la economía.

Principio 9

Según el principio 9 las CBDC deben apoyar y ser un catalizador de la innovación responsable en la economía digital y garantizar la interoperabilidad con las soluciones de pago existentes y futuras.

Principio 10

Las autoridades deben considerar el papel de las monedas digitales en la contribución a la inclusión financiera; éstas deben incrementar el acceso a los servicios de pago para las personas excluidas o desatendidas por el sistema financiero existente, dice la décima consideración

Principio 11

El onceavo principio dice que cualquier CBDC, cuando se utilice para respaldar pagos entre las autoridades y el público, debe hacerlo de manera rápida, económica, transparente, inclusiva y segura, tanto en tiempos normales como en tiempos de crisis.

Principio 12

Las jurisdicciones que estén considerando la posibilidad de emitir una moneda digital deben explorar cómo podrían mejorar los pagos transfronterizos, incluso a través de los bancos centrales y otras organizaciones que trabajan de manera abierta y colaborativa en el mejoramiento de las CBDC, determinaron en el doceavo principio.

Principio 13

El último determinó que cualquier CBDC desplegada para la prestación de asistencia internacional debe salvaguardar las políticas públicas de los países emisores y receptores, al tiempo que proporciona suficiente transparencia sobre la naturaleza de las características de su diseño.

También te puede interesar: La adopción de criptomonedas aumenta en Nigeria pese a prohibiciones

Declaraciones del G-7 sobre las monedas digitales de banco central 

En una declaración emitida después de presentar la reglamentación, los funcionarios del G-7 aseguraron que la innovación en el dinero digital y los pagos tiene el potencial de generar importantes beneficios, pero también posibles problemas regulatorios y de políticas públicas, por lo que es necesaria una coordinación internacional sólida. 

Igual se comprometieron a continuar trabajando juntos para profundizar en el análisis de estas implicaciones de política pública, junto con organizaciones internacionales relevantes y organismos para el correcto establecimiento de estándares de emisión.

De igual manera prometieron hacer, con la cooperación internacional, lo posible para asegurar estándares comunes para la regulación de monedas estables, las cuales se basan en dinero fiduciario como el dólar, asegurando el compromiso de mejorar los pagos transfronterizos con dinero digital.