Ex empleada de Facebook se enfrenta a la compañía durante audiencia en el Congreso

La compañía coincidió con la denunciante en que las compañías de Internet deben recibir nuevas regulaciones por parte del gobierno

Eduardo Rivas

Durante la audiencia de la compañía de redes sociales Facebook ante el subcomité de protección al consumidor en la que la exempleada Frances Haugen compareció como la responsable de la filtración de documentos internos que originaron una serie de reportajes por parte del diario The Wall Street Journal (WSJ) conocidos como Facebook Files, la denunciante acusó a la compañía de trabajar en la opacidad y reafirmó las acusaciones de que ha priorizado sus ganancias sobre la seguridad de sus usuarios.

La audiencia sucedida el pasado martes 5 de octubre y obtenida por este medio de parte de la cadena estadounidense CNBC se originó en las revelaciones del WSJ acerca de las investigaciones de la compañía sobre los efectos negativos que tiene la red social Instagram en la salud mental de niñas y adolescentes y cómo fallaron al aplicar medidas para proteger a las personas de estos efectos debido a que, según Haugen, afectaría las ganancias de la compañía.

“Vi que Facebook encontró repetidamente conflictos entre sus propias ganancias y nuestra seguridad (...) Facebook resolvió consistentemente esos conflictos a favor de sus propias ganancias. El resultado ha sido un sistema que amplifica la división, el extremismo y la polarización, y socava las sociedades de todo el mundo”, declaró Haugen durante la audiencia.

También te puede interesar: Responsable de filtraciones de Facebook revela su identidad

Francis Haugen había trabajado en el llamado Civic Missinformation Team en Facebook, el cual identificaba contenido malicioso dentro del sitio hasta que el equipo fue disuelto por la compañía después de la elección presidencial estadounidense de 2020 y se reveló como la persona que filtró los documentos a The Wall Street Journal ante el programa 60 Minutes el pasado domingo 3 de octubre, esto para dar más credibilidad aún a los reportajes del diario y con motivo de la reciente audiencia.

Consciente de que ahora que su identidad como la filtradora la pone en una posición difícil con la empresa, que podría demandar, Haugen declaró durante la audiencia: “Me presenté porque reconocí una verdad aterradora: casi nadie fuera de Facebook sabe lo que sucede dentro de Facebook (…) El liderazgo de la empresa mantiene información vital del público, el gobierno de los EE.UU., sus accionistas y los gobiernos de todo el mundo”.

Con respecto al tema de la salud mental, Facebook había dicho en un comunicado que el reportaje del WSJ había tergiversado la investigación, en la que de hecho argumentan que ocho de cada 10 jóvenes que utilizan Instagram no resienten efectos negativos e incluso algunos de ellos dicen sentirse mejor, pero durante la audiencia Haugen respondió a esto comparándolo con el 10% de los fumadores que desarrollan cáncer y declaró: “La idea de que el 20% de sus usuarios podrían estar enfrentando problemas graves de salud mental y que eso no es un problema es impactante”.

También te puede interesar: Facebook da explicaciones sobre caída del sistema

Al respecto de su testimonio, la directora de comunicaciones de políticas de Facebook, Lena Pietsch, aseguró durante la audiencia que Haugen ni siquiera había trabajado en el asunto en cuestión, lo cual ya había sido admitido por la propia exempleada varias veces, sin embargo Pietsch agregó: “No estamos de acuerdo con su caracterización de los muchos temas sobre los que testificó”. 

Pero la representante también agregó que la compañía coincide en que las empresas  de Internet deben comenzar a tener ciertas regulaciones: “A pesar de todo esto, estamos de acuerdo en una cosa: es hora de comenzar a crear reglas estándar para Internet. Han pasado 25 años desde que se actualizaron las reglas para Internet, y en lugar de esperar que la industria tome decisiones sociales que pertenecen a los legisladores, es hora de que el Congreso actúe”, parte de esto también fue incluido por el propio CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, en un mensaje enviado desde su cuenta de Facebook más tarde el mismo día.