Empresa de Fondeo Colectivo Crowd Up autorizada por CNBV

Aunque hay poca información sobre sus actividades, la compañía yucateca obtuvo el aval de los reguladores mexicanos

Eduardo Rivas

La Comisión Nacional de Bolsa y Valores de México (CNBV) anunció en el Diario Oficial de la Federación que entregó a Crowd Up Mex SAPI de CV la autorización para operar en nuestro país como una institución de financiamiento colectivo, o crowdfunding, como se le conoce comúnmente.

La compañía también conocida como Arces y dirigida por el empresario Ricardo Vargas Osorno, quien previamente trabajaba en la dirección de la financiera Sí Confiamos, había solicitado la autorización con dos escritos diferentes en el mes de diciembre de 2020 y enero de 2021, por lo que su autorización emitida el 30 de septiembre y publicada oficialmente este viernes 8 de octubre fue un proceso relativamente rápido comparado con otras empresas en el mismo ramo.

También te puede interesar: M2Crowd: inversión en desarrollos inmobiliarios desde 3,000 pesos

La empresa con dirección en Mérida, Yucatán, fue autorizada a iniciar operaciones con un capital social inicial de 7 millones de pesos de manera indefinida y con carácter intransmisible, además estará sujeta a la vigilancia de la CNBV y a las regulaciones que marca la ley FinTech, y como plataforma de crowdfunding llevará a cabo campañas de recaudación de fondos para proyectos inmobiliarios con la opción de cobrar intereses por ser mediadora entre sus clientes y los inversores.

También te puede interesar: Fondeo Colectivo coloca 2,500 millones de pesos en junio

De acuerdo con información de El Economista, esta misma empresa fue sancionada por la CNBV durante el mes de septiembre por haber “difundido información que induce al error a través de medios de comunicación”, por lo que le impusieron a la compañía una multa de 2.6 millones de pesos. Según informó el medio, las recientes multas a empresas de tecnologías financieras ya suman un valor combinado de aproximadamente 50 millones de pesos.