EE.UU. crea división para combatir delitos con criptomonedas

El Departamento de Justicia de Estados Unidos creará un equipo específico de investigación en el mercado de las criptomonedas

Sebastián Estrada

La vicefiscal de Estados Unidos, Lisa O. Monaco, anunció la creación del Equipo Nacional de Aplicación de las Criptomonedas (NCET por su sigla en inglés), una iniciativa del Departamento de Justicia.

El objetivo del cuerpo es perseguir a quienes hacen mal uso de las criptomonedas, el equipo se centrará en investigaciones complejas y enjuiciamientos por delitos relacionados al intercambio de divisas virtuales, servicios de mezcla y caída e infraestructura de lavado de dinero. 

Durante la Cumbre Cibernética de Aspen se presentó la nueva especialización del Departamento de Justicia que se apoyará de la experiencia del departamento en ciberdelincuencia y blanqueo de capitales para identificar a quienes hacen uso irregular de la tecnología criptográfica.

También te puedes interesar:  Gary Gensler: Mercado de criptomonedas es como el viejo oeste

“Hoy lanzamos el Equipo Nacional de Aplicación de las Criptomonedas para aprovechar la experiencia en cibernético y lavado de dinero del departamento para fortalecer nuestra capacidad de desmantelar las entidades financieras que permiten que los actores criminales prosperen, y francamente, se beneficien del abuso de las plataformas de criptomonedas”, dijo Lisa O. Monaco.

La vicefiscal dijo también que las criptomonedas cobrarán más importancia a medida que el tiempo avance, por lo que este tipo de instituciones brindan seguridad y confianza a los consumidores.

“Tenemos que estar preparados para erradicar los abusos. Se trata de proteger a los consumidores”, dijo Monaco.

También te puede interesar: Bitcoin vuelve a los 50,000 dólares

Integración y funcionamiento de la NCET

La integración de expertos en ciberseguridad y antiblanqueo se debe a que el gobierno ha identificado ataques de grupos criminales, quienes cobran rescates en criptomonedas y aprovechan una estructura que les permite mantenerse anónimos, por lo que se vuelven difíciles de rastrear para las autoridades.

Kenneth Polite, fiscal general adjunto, advirtió que las tareas del equipo se concentran en los siguientes objetivos principales: investigar, procesar los casos y desarrollar estrategias para las investigaciones.

Por lo tanto, mediante las tareas de investigación esperaran identificar a los blanqueadores de dinero, los responsables de esquemas de ransomware, e incluso actividades relacionadas con el narcotráfico y trata de personas.

Monaco también adelantó que se trabaja en la creación de una iniciativa para combatir el fraude cibernético civil, que buscará esclarecer los casos donde las empresas que son contratadas del gobierno federal no cumplen con los estándares de ciberseguridad óptimos. 

“Durante demasiado tiempo, las empresas han optado por el silencio bajo la creencia errónea de que es menos riesgoso ocultar una infracción que adelantarla e informarla. Eso cambia hoy”, agregó Monaco.