Unión Europea pide a Volkswagen compensar a consumidores por Dieselgate

Autoridades de la Comisión Europea y la Unión Europea solicitan a Volkswagen compensar a los consumidores que compraron autos a nivel mundial entre 2006 y 2015

Javier Roldán

La Unión Europea recomendó a la compañía automotriz alemana Volkswagen compensar a los consumidores por las secuelas del Dieselgate durante el 2015. De no hacer caso a esta recomendación la Unión Europea podría aplicar sanciones siguiendo la normatividad vigente.

La Red Europea de Cooperación para la Protección de los Consumidores instó a la compañía a resarcir a los consumidores, debido a los problemas que afectaron a más de 9 millones de automóviles vendidos entre 2006 y 2015 de las marcas Audi, Seat y Skoda, que incluían el software desarrollado por Jelden y que son parte de la demanda que enfrenta actualmente la compañía. 

Hasta la fecha las fallas en el software han costado a Volkswagen alrededor de 37,700 millones de dólares desde septiembre de 2015, incluyendo los gastos por las demandas que se hicieron en contra de la compañía desde 2019 en Estados Unidos y Europa, que derivaron en sanciones de 1,000 millones de dólares. 

También te puede interesar: Alexa será asistente para propietarios; Amazon y GM trabajan de la mano 

Hasta finales de 2015 Volkswagen había vendido más de 8.5 millones de automóviles que usaban diesel en la Unión Europea, los cuales presentaban fallas en el software del dispositivo y no se apegaban a los criterios de venta establecidos en el artículo 5 del reglamento (CE) 715/2007. 

Según la Declaración de la CPC , los afectados por Volkswagen solicitaron a la compañía la reparación y garantía de sus automóviles el 6 de septiembre de 2017, debido a las constantes fallas en las actualizaciones del software. Asimismo, las autoridades de la Unión Europea explicaron que esta acción inicial de reclamo se realizó sin la intención de afectar a algún integrante del Estado, sino basándose en la legislación vigente sobre daños. 

Declaration of the Consumer Protection Cooperation

“La Comisión dijo que Volkswagen le había informado de su opinión de que los pagos voluntarios a los consumidores europeos que residen fuera de Alemania no estaban justificados, ya que los automóviles afectados ahora se han modificado para cumplir con los requisitos legales”, señaló el medio inglés Reuters

También te puede interesar: Autoridades chinas instruyen a empresas mejorar la seguridad de datos en ‘vehículos inteligentes’ 

Por otra parte, los lineamientos establecidos en el reglamento 2017/2394 de cooperación en materia de protección del consumidor (CPC) de la Unión Europea contempla sanciones que puede aplicar con la finalidad de castigar a Volkswagen por las infracciones cometidas.

Aunque el reglamento 2017/2394 de cooperación en materia de protección del consumidor no se encuentra facultado para obligar a una compañía a pagar una compensación a sus consumidores por posibles daños, permite a las autoridades brindar soluciones a los consumidores de acuerdo a lo establecido en el artículo 21 del reglamento CPC, que otorga la facultad a las autoridades de iniciar acción penal en caso de que una compañía se niegue a resolver una solicitud presentada. 

En este sentido, en el informe, Volkswagen accedió a la petición de la CPC para llegar a un acuerdo con los consumidores que residían en Alemania al momento de hacer la compra de su automóvil. Además, la CPC pidió a la compañía alemana que contacte a los consumidores que residan en los estados pertenecientes a la Unión Europea para atender el problema, evitando así más litigios.