Unión Europea busca estandarizar cargadores para dispositivos móviles; Apple protesta

Aunque los legisladores recordaron que en la última década la menor variedad de cargadores fue en gran parte gracias a la cooperación entre las empresas, opinan que este es el siguiente gran paso

Eduardo Rivas

La Comisión Europea, el órgano ejecutivo y administrativo de la Unión Europea, emitió una propuesta para unificar los cargadores de dispositivos electrónicos como celulares, tablets, cámaras, consolas portátiles, entre otros, utilizando el USB-C como puerto estándar. Ante esto. La compañía estadounidense Apple protestó.

De acuerdo con información de la Comisión, durante el año 2020 se vendieron aproximadamente 420 millones de teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos portátiles en los 27 países que conforman la Unión Europea los cuales utilizan tres tipos de cargadores. “Tras años trabajando con el sector sobre la base de un enfoque voluntario, se redujo el número de cargadores de teléfonos móviles de 30 a tres en la última década” USB 2.0 Micro B, USB-C y el modelos exclusivo de Apple: Lightning.

La Comisión también estimó que el problema abarca dimensiones económicas para los usuarios señalando que gastan “aproximadamente 2,400 millones de euros al año en cargadores sueltos que no se venden junto con sus dispositivos electrónicos”, y también las implicaciones medioambientales de la situación pues calculan que los cargadores eliminados y no utilizados representan 11,000 toneladas anuales de residuos electrónicos.

También te puede interesar: Consumidores tienen derecho a reparar sus dispositivos donde prefieran: FTC

La propuesta de la Comisión implica que todos los dispositivos utilicen el puerto USB-C como el estándar independientemente de la marca de los dispositivos así como la utilización de la tecnología de carga rápida en todos los cargadores. También especifica la venta por separado de cargadores y dispositivos electrónicos para limitar el desperdicio de equipamiento, además de informar oportunamente a los usuarios acerca de las características de los cargadores para que éstos puedan evaluar si necesitan adquirir nuevos equipos o si pueden reutilizar los que ya tienen.

Ante la propuesta, la vicepresidenta ejecutiva para una Europa Adaptada a la Era Digital, Margrethe Vestager, declaró: “Los consumidores europeos ya han experimentado suficiente frustración por los cargadores incompatibles que se acumulan en sus cajones. Hemos dado un amplio plazo al sector para encontrar sus propias soluciones; ha llegado la hora de emprender una acción legislativa en favor de un cargador común. Esto supone un importante éxito para nuestros consumidores y medio ambiente, y se ajusta a nuestras ambiciones ecológicas y digitales”.

También te puede interesar: La Comisión Europea abre investigación antimonopolios a Google por asistente de voz

Pero no todos están de acuerdo con las medidas anunciadas, específicamente, el gigante estadounidense de la tecnología Apple declaró ante la BBC que no está de acuerdo con la medida: “Nos sigue preocupando que una regulación estricta que exige un solo tipo de conector reprime la innovación en lugar de fomentarla, lo que a su vez perjudicará a los consumidores en Europa y en todo el mundo”. 

Sin embargo, en México organizaciones civiles como la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) opinaron que la oposición por parte de la compañía no es de extrañarse “ya que durante años ha combatido la posibilidad de que sus dispositivos puedan tener refacciones de terceras partes, de la misma calidad, pero mucho más baratas”, señalaron.