Emisiones de carbono Dieselgate, en escandalo, «es culpa de la cultura de Volkswagen»: Jelden

Hanno Jelden y otros integrantes del personal de la compañía de automóviles alemana Volkswagen serán enjuiciados por ocultar información relacionada con el software utilizado para implementar el filtro de emisiones en vehículos de los años 2006 a 2015

Javier Roldán

Hanno Jelden, exingeniero de Volkswagen, culpa a la cultura de la compañía de ocultar información sobre el escándalo de emisiones surgido en 2015, conocido como el Dieselgate, de acuerdo a Reuters.  

El trabajo de Jelden en Volkswagen consistía en desarrollar el software ilegal utilizado en los automóviles de la empresa alemana de acuerdo a su cultura empresarial, incluso mencionó que informó a sus superiores sobre el tema y ellos lo obligaron a guardar silencio, según Reuters. 

“Nunca oculté esta función (del software)”, dijo Jelden en una sala de audiencias en la ciudad de Braunschweig, donde se lleva a cabo el juicio. “Si hubiera sabido las consecuencias legales que esto podría tener, nunca habría dejado que sucediera”.  

También te puede interesar: Ford, Argo AI y Walmart preparan servicio de entrega con vehículos de conducción autónoma

Hasta la fecha estos fallos en el software le han costado a Volkswagen alrededor de 37,700 millones de dólares desde septiembre de 2015, incluyendo las demandas que se hicieron en contra de la compañía desde 2019 en Estados Unidos y Europa, que tuvieron sanciones de 1,000 millones de dólares, reporta el medio con sede en Reino Unido. 

El famoso Dieselgate de Volkswagen ha afectado a más de 9 millones de automóviles vendidos entre 2006 y 2015 de las marcas Audi, Seat y Skoda, que incluían el software desarrollado por Jelden y formarán parte de la actual demanda, informa Made for Minds. 

Volkswagen mencionó que el software de filtro de emisiones fue creado con un propósito diferente, que era reducir el ruido del motor, justificación utilizada como argumento por parte de Jelden, quien explicó que la función principal del filtro era mejorar las funciones acústicas. 

Los problemas legales hasta el momento incluyen a cuatro gerentes e ingenieros recientes y excolaboradores de Volkswagen, acusados de no atender el problema del filtro de emisiones, así como de maximizar las ganancias de la compañía alemana y obtener bonificaciones personales, la sanción por estos delitos es de hasta 10 años de cárcel.

También te puede interesar: Elon Musk pide a empleados trabajo arduo para aumentar entregas del tercer trimestre

Dieselgate 

Un grupo de ingenieros comenzó a desarrollar en 2005 un sistema que permitiera cumplir con las normativas estadounidenses, tuvieron que crear dicho sistema al verse imposibilitados de hacerlo de forma habitual debido al presupuesto con el que contaban.

El software creado manipulaba los resultados al realizar las pruebas de emisión, ya que al momento de superar dichas pruebas volvía a su funcionamiento normal y es cuando emitía valores ilegales de óxidos de nitrógeno.