Mitos del Internet 5G: ¿Es perjudicial para la salud la exposición a ondas de radiofrecuencia?

La quinta generación de telefonía celular ya se encuentra entre nosotros, lo que genera preguntas frecuentes en la población

Alejandro Wong García

Como la mayor parte de las nuevas tecnologías, la quinta generación de telefonía celular provoca resistencia en ciertos sectores de la población mundial, lo que ha causado que una serie de mitos sobre posibles daños a la salud se propaguen dentro de la opinión pública. 

Comentarios en Twitter respecto el tema de #5G

Entre las historias que se cuentan acerca de los posibles males que puede causar esta tecnología están: que transmite el Covid-19, aumenta el calentamiento global, mata a las aves, causa cáncer a las personas y otras alteraciones al ADN, se utilizará para espiar a la gente, entre otras cosas.

De acuerdo con la empresa de ciberseguridad Torchstone, las campañas anti-5G han estado activas en las redes sociales desde 2015 cuando el concepto fue introducido por empresas tecnológicas como Verizon, pero tuvieron un aumento considerable de enero de 2019 a abril de 2020, tiempo en que se le empezó a relacionar con la pandemia de coronavirus. 

También te puede interesar: La Estación Espacial Internacional ‘será jubilada’; NASA ofrece 400 mdd a empresas para construir una nueva

Para mayo del año pasado alrededor de 80 torres con antenas de tecnología 5G habían sido quemadas en distintas ciudades del Reino Unido por personas creyentes de esta teoría de conspiración, también se reportaron siete ataques de la misma índole en la provincia de Quebec, Canadá. Los medios también cubrieron el apuñalamiento de un técnico instalador de telecomunicaciones al norte de Londres en noviembre

Para poder desmitificar estas historias, es necesario entender el funcionamiento técnico de la telefonía celular, su desarrollo desde que esta tecnología fue introducida al mundo y los componentes que configuran a la tecnología 5G. 

¿Cómo funcionan las telecomunicaciones?

Como todas las telecomunicaciones, el 5G funciona gracias al fenómeno electromagnético, una combinación de campos eléctricos y magnéticos oscilantes, que se propagan a través del espacio transportando energía de un lugar a otro. La radiación de tipo electromagnético puede manifestarse de diversas maneras, dependiendo de la velocidad a la que viajan, como ondas de radio, microondas, radiación infrarroja, luz visible, radiación ultravioleta, rayos X y rayos gamma.

La cantidad de veces que una onda se repite en un segundo se llama frecuencia, la cual se mide en la unidad de hercios (Hz); 1,000 hercios se denominan kilohercios (kHz), 1 millón de hercios como megahercios (MHz) y 1,000 millones de hercios como gigahercios (GHz). Se considera que el rango del espectro de radio es de 3 kilohercios hasta 300 gigahercios.

También te puede interesar: Jeff Bezos y Boris Johnson dialogan sobre el cambio climático

Un ejemplo que se puede ver a simple vista es a través de la vibración de las cuerdas de una guitarra, las cuales vibran en un rango entre 80 y 330 hercios, y con esa lentitud, producen energía sonora, la cual es percibida por los oídos. Los microondas, por ejemplo, están a 300 millones de hercios, por lo que producen energía suficiente como para crear calor.  

Una onda de radio es generada por un transmisor y luego detectada por un receptor. Una antena permite que un transmisor de radio envíe energía al espacio y un receptor se encarga de atraerla. Las ondas de radio transmiten música, conversaciones, imágenes y datos de forma invisible a través del aire. 

Llegada de la 5G

1979
1G

1G

Las comunicaciones eran analógicas, similares a una radio FM, y solo manejaban servicios de voz.

1989
2G

2G

Sistema logra mejor calidad y mayor capacidad a un costo menor para los consumidores, además de permitir el envío de mensajes de texto. 

2001
3G

3G

Se desarrolla para facilitar el crecimiento, aumentar el ancho de banda y admitir aplicaciones diversas.

2009
4G

4G

Tiene mayor capacidad, lo que significa que puede admitir una mayor cantidad de usuarios en un momento dado.

2015
5G

5G

La ventaja más destacable de esta tecnología es que soportará mayor ancho de banda lo cual se traducirá en mayores velocidades de descarga

Historia de la telefonía celular

La primera generación de telefonía celular fue introducida al mercado japonés en 1979, a diferencia de hoy, las comunicaciones eran analógicas, similares a una radio FM, y solo manejaban servicios de voz, de acuerdo con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU por su sigla en inglés), una década después se creó la 2G, que digitaliza las señales, es decir, el nuevo sistema logra mejor calidad y mayor capacidad a un costo menor para los consumidores, además de permitir el envío de mensajes de texto. 

En 2001 la ITU desarrolló la tercera generación de telefonía móvil (3G) para facilitar el crecimiento, aumentar el ancho de banda y admitir aplicaciones diversas. Esto marcó el inicio de un uso generalizado de Internet en los teléfonos móviles. La tecnología de datos 3G utiliza una red de torres telefónicas para transmitir señales, lo que garantiza una conexión estable y relativamente rápida a largas distancias. La torre más cercana al teléfono móvil del usuario le transmite la información solicitada por el aparato.

La velocidad promedio de las conexiones 3G es de 3 megabits por segundo (Mbps), que fue 30 veces más rápida que la velocidad promedio de 2G de 100 kilobits por segundo (o 0.1 Mbps). Algunas conexiones 3G podrían alcanzar velocidades de 7 Mbps.

En 2009 fue introducida la tecnología 4G, la cual tiene mayor capacidad, lo que significa que puede admitir una mayor cantidad de usuarios en un momento dado. La velocidad de descarga promedio en 4G actualmente es de alrededor de 14 Mbps casi 5 veces más rápida que 3G. 

¿Qué es el 5G?

Fue en 2015 cuando el operador estadounidense de telefonía Verizon creó el foro de tecnología 5G, 5GTF, que reunió a compañías tecnológicas como Ericsson, Qualcomm, Intel y Samsung para desarrollar esta tecnología. En 2019 Corea del Sur fue el primer país que adoptó la quinta generación de telefonía móvil. A finales de ese año se unieron algunas ciudades de China y Estados Unidos

La infraestructura tecnológica necesaria para soportar las redes 5G incluyen celdas pequeñas, diseñadas para integrarse con el panorama existente y ocupar un espacio mínimo, las cuales utilizan ondas milimétricas (mmWave), que pueden transportar más datos de manera más rápida, pero dentro de un rango de conexión corto (450 metros en promedio), lo que implica la necesidad de instalar una gran cantidad de antenas. 

También te puede interesar: Coinbase descarta programa de préstamos de criptomonedas ante amenazas de la SEC

De acuerdo con 3GPP, la organización internacional que se encarga de estandarizar las tecnologías de telecomunicaciones, el 5G es alrededor de 10 veces más rápido que 4G y está diseñado para funcionar a velocidades promedio de 150-200 Mbps, hasta máximas de más de 1 Gbps, esto significa que se podrá descargar una película Full HD en aproximadamente tres minutos (en comparación con los más de 15 minutos en 4G). 

Desmitificando la tecnología 5G 

Como el 5G necesita que se instalen más antenas para su funcionamiento es posible que tengamos una mayor exposición a radiofrecuencias lo que para algunas personas podría generar el temor de un aumento en los casos de cáncer pero, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, hasta la fecha, y después de muchas investigaciones realizadas, no se ha relacionado algún efecto adverso para la salud con la exposición a las tecnologías inalámbricas.

La OMS asegura que los niveles de exposición a la radiofrecuencia de las tecnologías actuales dan como resultado un aumento insignificante de la temperatura en el cuerpo humano. Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, la radiación por radiofrecuencia es no ionizante, es decir, no es capaz de destruir los electrones dentro de los átomos en el ADN humano.  

El Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud garantizó que “la población en general puede estar tranquila sobre las supuestas implicaciones que la radiofrecuencia emitida por esta tecnología podrían tener para la salud, ya que cabe esperar que los niveles de exposición previsibles no cambien significativamente y, en todo caso, no podrán superar los límites máximos permitidos que garantizan la salud pública respecto a las emisiones electromagnéticas”.

No transmite el SARS-CoV-2

Retomando el tema del coronavirus y la manera en que funciona el espectro electromagnético, es imposible que las radiofrecuencias puedan cargar y transportar otra cosa que no sea energía, por ende no hay manera de que las torres que se utilizan para conectar las redes de 5G transmitan el SARS-CoV-2 a alguna persona o ser viviente. 

La Agencia de Protección contra la Radiación y Seguridad Nuclear de Australia aseguró que ha conducido estudios para saber si la exposición a ondas de radio de bajo nivel de fuentes de telecomunicaciones como 5G puede afectar el sistema inmunológico y los efectos sobre antígenos, anticuerpos y estrés oxidativo, los cuales no proporcionaron algún indicio de que esta tecnología pueda reducir las defensas naturales del cuerpo humano. 

También te puede interesar: Organizaciones piden certeza regulatoria para criptoactivos al Comité de Basilea

Además de los daños a la salud humana, antes de la pandemia de Covid-19, se dijo que la tecnología 5G estaba matando a las aves y a las abejas en lugares como California pero organizaciones sin fines de lucro como la estadounidense Audubon Society han asegurado que esto no es posible. 

“No se sabe que las emisiones de ondas de radio por encima de 10 MHz de las antenas de transmisión de radio (incluidas las torres de telefonía celular) dañen a las aves”, dijo Joe Kirschvink, biofísico del Instituto de Tecnología de California que se especializa en magnetismo, en un e-mail a la asociación. 

No existirá daño al ambiente

Ahora, hablando sobre la relación entre el medio ambiente y la implementación del 5G, una investigación realizada por la firma STL Partners asegura que ésta traerá reducción de la huella de carbono, luego de acortar el consumo de energía por bit en 60% en comparación con el 4G, de la misma forma disminuirá las emisiones de gases de efecto invernadero en 15%, debido a que solamente va a necesitar 10% de energía en comparación con las redes móviles actuales.

Después del 5G… viene el 6G

De acuerdo con la empresa de inteligencia IDTechEx, las redes 6G, las cuales se espera que entren comercialmente en 2030, podrán utilizar frecuencias más altas que las 5G y proporcionarán una capacidad mayor de transportación de datos en un menor tiempo de respuesta. Esta tecnología facilitará grandes mejoras en las imágenes, GPS, Inteligencia Artificial, almacenamiento, procesamiento e intercambio de información. 

¿Qué se espera de la 6G?

Se espera que el 6G alcance velocidades de datos de 1 terabyte por segundo, que podrá servir para que varios receptores estén conectados simultáneamente, lo que hará mucho más fluido el intercambio de datos entre varias máquinas como robots y demás aparatos inteligentes.