Western Union y MoneyGram perderían 400mdd por Ley Bitcoin en El Salvador

Los trabajadores salvadoreños que radican en Norteamérica u otros países suelen pagar grandes cantidades de dinero en comisiones para hacer llegar las remesas a sus hogares pero, con Chivo Wallet, eso se acabó

Alejandro Wong García

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, calcula que las empresas que prestan servicios para enviar dinero desde Estados Unidos y Canadá a su país, como Western Union y MoneyGram, podrían perder alrededor de 400 millones de dólares que obtienen a través del cobro de comisiones, de acuerdo con CNBC.

Gracias a la adopción de la billetera digital, que permite comerciar con dólares y Bitcoin, además de mandar fondos de manera gratuita  entre dispositivos que tienen instalada la aplicación, las personas nacidas en El Salvador y radican en otros países, principalmente en Norteamérica, y que envían remesas a familiares, podrán ahorrarse 12% de los depósitos.

Según información del Banco Central de El Salvador, en 2020, la nación centroamericana recibió casi 6,000 millones de dólares en remesas dirigidas a al menos 70% de la población, las cuales representaron alrededor del 23% de su producto interno bruto.

También te puede interesar: Protestas en El Salvador por Ley Bitcoin

El diario norteamericano entrevistó a un grupo de personas que requieren enviar mensualmente efectivo a sus familiares para sostener sus hogares en El Salvador, como Jaime García, quien debe pagar una cuota de 12% por monto cada vez que usa la aplicación de Western Unión y realiza una transferencia.

Los datos compilados en el artículo señalan que la transferencia de remesas mensual promedio es de 195 dólares, que representa al menos de 50% de los ingresos totales por hogar y alrededor de 60% de los envíos, provienen de empresas privadas y 38% a través de instituciones bancarias.

También te puede interesar: Chivo Wallet falla el día de su estreno en El Salvador

La aplicación para teléfonos inteligentes, Chivo Wallet, debutó el 7 de septiembre durante la madrugada, aunque con algunos problemas que hicieron que los servidores tuvieran que ser desconectados por unas horas.

Durante ese día, cientos de personas salieron a las calles de la capital, San Salvador, para manifestarse en contra de la Ley Bitcoin, argumentando que el activo digital sería usado para lavar dinero, entre otras cosas.