Casa Blanca acuerda con Amazon y Walmart recortar precios de pruebas caseras de Covid-19

Amazon ha sido la primera en reflejar la baja en el precio para poner en las manos de los estadounidenses las precauciones para evitar la propagación de la temida variante Delta

Eduardo Rivas 

El gobierno de los Estados Unidos llegó a un acuerdo con las minoristas Amazon, Walmart y Kroger para reducir un 35% los precios de las pruebas caseras para detectar el Covid-19; la reducción en los precios ocurriría a final de esta semana, anunció la Casa Blanca.

Mediante un comunicado, la Casa Blanca detalló que el “plan de acción del presidente Biden frente al Covid-19” en el que, entre otras cosas, se informó de “mejorar el acceso a las pruebas rápidas para todos los consumidores, los principales minoristas que venden pruebas rápidas de Covid-19 en el hogar (Walmart, Amazon y Kroger) ofrecerán vender esas pruebas al costo durante los próximos tres meses”.

Según información de CBS, Kroger es la cadena de supermercados más grande de Estados Unidos con 2,800 tiendas en 35 estados mientras Walmart cuenta con 5,300 sucursales tanto de su marca matriz como de Sam’s Club en los 50 estados de la Unión Americana y Amazon es el mayor minorista del mundo fuera de China por lo que se espera que los beneficios para la población sean amplios.

También te puede interesar: Apple pide a empleados que informen voluntariamente si fueron vacunados

Según informó el medio, Amazon ofreció un comentario vía e-mail en el que Brian Huseman, vicepresidente de políticas públicas, declaró: «Estamos orgullosos de trabajar con la administración de Biden para aumentar el acceso a pruebas asequibles, de alta calidad y autorizadas por la FDA, para que sigamos avanzando hacia una recuperación completa».

También te puede interesar: Amazon desinforma a sus clientes sobre Covid-19: Elizabeth Warren

Al momento de la redacción de esta nota, el kit de recolección de prueba Covid-19 DTC de Amazon se encuentra agotado pero el precio ya se encuentra rebajado a 36.99 dólares para el público, lo cual representa una reducción de 3 dólares respecto al precio anterior, a pesar de ello el plan de la Casa Blanca contempla la aceleración de la producción de estas pruebas. “Utilizando las autoridades de la Ley de Producción de Defensa y a través de la adquisición de casi 2,000 millones en pruebas rápidas de Covid-19 en el hogar y en el lugar de atención, 280 millones de pruebas en total, de múltiples fabricantes de pruebas Covid-19, la administración garantizará una capacidad industrial amplia y sostenida para la fabricación de pruebas de Covid-19”.