Western Union reanuda su servicio en Afganistán

Después de que la compañía de transferencia de dinero suspendiera su servicio en el país de medio oriente a mediados de agosto, debido a la toma de control del territorio por parte de los talibanes, la empresa anunció la reanudación de operaciones

Alejandro Wong García

Western Unión, la compañía financiera que facilita la transferencia de fondos monetarios alrededor del mundo, anunció el dos de septiembre a través de Twitter que retomará sus servicios en Afganistán después de dos semanas sin prestar servicios dentro del país.

“Western Union está contento de anunciar que permitiremos de nuevo la transferencia de fondos en Afganistán, para que nuestros clientes en 200 países le envíen dinero a sus personas amadas en el territorio.  Entendemos las necesidades urgentes de nuestros clientes y estamos comprometidos en apoyarlos durante este tiempo”.

También te puede interesar: Criptomonedas ayudan a sobrellevar pesadilla en Afganistán

También prometieron que desde el 3 de septiembre, otorgarían a las personas que quieren enviar fondos al país una cuota de $0 dólares por transferencia durante los siguientes 15 días. 

¿Por qué se había suspendido el servicio? 

El 17 de agosto la empresa señaló que, debido a la situación del país y a la imposibilidad de los trabajadores de operar, suspenderían el servicio hasta nuevo aviso. 

“En Western Union, una de nuestras prioridades clave es el bienestar de nuestros clientes y asociados en la primera línea” aseguraron. 

También te puede interesar: YouTube, Facebook y Twitter ponen cerco digital a talibanes

Dos días antes, la administración de Biden congeló las reservas del gobierno afgano en bancos estadounidenses, bloqueo el acceso de los talibanes a miles de millones de dólares poco después de que el grupo tomara la ciudad capital de Kabul, esto dejó al gobierno respaldado por Estados Unidos en colapso.

Durante las semanas siguientes medios internacionales empezaron a reportar escasez de dinero en las principales ciudades afganas debido a la falta de entrada de remesas y al colapso del banco central, así como un aumento en el costo de los productos básicos.