Condado de Texas revela autopsia sobre accidente ocurrido en un Tesla Model S

Previos reportes de la policía local señalaban que el auto iba a exceso de velocidad al momento del choque

Eduardo Rivas

Se dieron a conocer nuevos detalles de un accidente automovilístico en el que murieron dos personas, sucedido en Texas a mediados de abril de este año; de acuerdo a la investigación, el vehículo, un Tesla Model S, al parecer viajaba a exceso de velocidad y no contaba con conductor alguno (nadie viajaba en el asiento del conductor; el dueño del automóvil presuntamente viajaba en el asiento trasero izquierdo mientras que el segundo hombre viajaba en el asiento del copiloto) y una de las personas tenía un nivel de alcohol superior al permitido por la ley.

Todos estos detalles fueron presentados por El Instituto de Ciencias Forenses del Condado de Harris en Texas a través del informe forense, firmado con fecha del 28 de agosto, donde de las dos víctimas del accidente, se reportó que el dueño del vehículo tenía un nivel de alcohol en la sangre de 0.151 g/100ml de etanol —nivel referente a amnesia alcohólica y falta de control físico, considerado casi el doble de lo permitido por el estado norteamericano (0.08 g/100ml de etanol)—.

También te puede interesar: Tesla Aumenta sus ventas en abril

Al respecto, se encontró un informe preliminar de la Junta de Seguridad Nacional del Transporte de Estados Unidos (NTSB por su sigla en inglés) donde se indicó que a las 9:07 pm del día 17 de abril del 2021 un auto eléctrico Tesla Model S se estrelló contra un árbol y se incendió en el camino residencial Hammock Dunes Place cuando transitaba desde la casa del dueño del auto hasta un “cul-de-sac” (carretera sin salida, punto muerto o callejón sin salida) dónde ocurrió el siniestro.

Según información de la NTSB “el vehículo estaba equipado con Autopilot, el sistema avanzado de asistencia al conductor de Tesla. El uso del piloto automático requiere que los sistemas Traffic Aware Cruise Control y Autosteer estén activos”.

Traffic Aware Cruise Control es un sistema de control adaptativo que proporciona control longitudinal (aceleración y desaceleración) mientras que Autosteer es un sistema que se encarga del control lateral para mantener al vehículo en su carril.

Las pruebas realizadas por la Junta (donde usaron un vehículo igual, en la misma ubicación del accidente y misma versión del software instalado) mostró que el “crucero consciente del tráfico podía ser activado, pero la dirección automática no estaba disponible en esa parte de la carretera”.

También te puede interesar. Tesla prohíbe acceso a red de supercarga a los autos recuperados

Aunque las autoridades aún no tienen un consenso de las causas del accidente, el reporte del alguacil del condado de Harris señala que los hombres “hacían una prueba de manejo” de “la capacidad de conducción autónoma (totalmente autónoma)” del auto, a pesar de esto, según la propia publicidad de la compañía “Autopilot permite que su automóvil gire, acelere y frene automáticamente dentro de su carril, siempre bajo su supervisión activa”.