BigTech deben ser reguladas si quieren participar en el sector financiero: Fundef

Según una investigación hecha por Fundef, las grandes empresas tecnológicas que buscan entrar al sector financiero tienen ventajas sobre las FinTech debido a su alcance y a la información a la que tienen acceso

Alejandro Wong García

De acuerdo con un estudio realizado por la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), las grandes empresas de tecnología, como Alibaba, Tencent, Google, Microsoft, Facebook, Apple o Amazon, deberían estar bajo un marco regulatorio sí quieren ofrecer servicios económicos y financieros, debido a que tienen grandes ventajas sobre el mercado.

El documento titulado “Experiencia internacional sobre regulación al sector de las BigTech”, destaca que estas empresas tienen una serie de ventajas, que han construído a lo largo de los años, sobre las FinTech, por lo que es importante crear marcos regulatorios en cada país que aseguren una competencia justa.

La fundación dice que hay evidencias que dejan claro los abusos por parte de las grandes empresas de tecnología (BigTech, por su sigla en inglés), incluso hay varias fallas de mercado a corregir y asuntos de interés público a proteger, así como riesgos en este proceso de mayor uso y/o dependencia de la tecnología.

También te puede interesar: Contrato de staking de Ethereum 2.0 se convierte en el mayor poseedor de ETH

El estudio señala que una serie de factores impulsaron el crecimiento de estas empresas tecnológicas a lo largo del mundo: “el crecimiento exponencial en la capacidad de procesamiento de los equipos de cómputo, la gran cantidad de datos digitalizados y la innovación que se refleja en las aplicaciones”.

Una de las ventajas que se presenta sobre las FinTech es que las Big Tech tienen el tamaño y desarrollo tecnológico para hacer un estudio profundo dentro del mercado y las regulaciones con el objetivo de encontrar huecos que pueden utilizar a su favor.

“Los reguladores deben cuidar que el marco general FinTech no se utilice por las Big Tech argumentando que bajo una cierta figura legal puedan entrar a participar en el sector financiero y que no considere que sus características por ser plataformas digitales de gran escala pueden generar distorsiones en el mercado”, mencionó el organismo financiero.

China y Estados Unidos, frente las BigTech

El estudio analizó los mercados tecnológicos estadounidense y chino con sus respectivas regulaciones. China tiene un marco legal tradicional bien definido, donde si se quiere participar en la industria de pagos se tiene que cumplir con la regulación y no se permiten arbitrajes sobre las BigTech. El país de las barras y las estrellas  tuvo un inicio sin regularización, en donde la actividad de pagos se legisló en etapas, lo que permitió que las empresas tuvieran movimiento a otros segmentos de la industria financiera sin regulación estricta.

Según la Fundef, en China se identificaron cuatro causas, que dañaban a los consumidores por su falta de transparencia, para que el Estado iniciara la regulación de las grandes empresas de tecnología, que ha causado una serie de pérdidas y transformaciones profundas en el mercado.

“La primera, es que los algoritmos afectan a los consumidores y no son transparentes. La segunda, es que en la manera de hacerse de la información hay asimetrías y abusos de las empresas además de que tienen mayor capacidad de procesamiento y análisis que los individuos. La tercera, es que la propiedad de la huella digital no está bien definida. La cuarta, es que la conducta de las plataformas sin cobrar por servicios y extrayendo ‘Behavioral Surplus’ distorsiona el mercado”.

También te puede interesar: Tecnologías de reconocimiento facial son poco confiables: Nature Communications

Las cuestiones dentro de China llevan a concluir, dice el órgano encargado de estudiar distintos fenómenos económicos, que además de las regulaciones genéricas que se suelen aplicar a las BigTech en el sector, tienen que existir reglas específicas.

“Con la información hacen experimentos para entender cómo reaccionan las personas. Este proceso les permite calibrar sus algoritmos para tener mejores resultados en su operación”, señala la investigación.

La Fundef dice que las herramientas de recopilación de datos y análisis que usan las grandes tecnológicas no son transparentes, por lo que los gobiernos deben de supervisar y aplicar reglas, si son utilizados para brindar servicios financieros.

También te puede interesar: YouTube cancela cuentas en Brasil por difundir información falsa sobre próximas elecciones

¿Qué deben hacer los gobiernos?

El organismo señala que se tiene que hacer un análisis profundo de las leyes FinTech de cada país, verificar cada una de las áreas que abarca y ver las diferencias que existen de competencia en cada caso específico.

También hay que evaluar quiénes podrían operar como una FinTech tradicional y quiénes no podrían hacerlo de esa manera y a qué requisitos de tipo de licencia y regulación estarían sujetos.

“Lograr el objetivo de controlar a las Big Tech será complejo. Los procesos judiciales hay que ganarlos y la legislación, hay que aprobar sin ceder a los intereses particulares”, destacó la Fundef.

Los reguladores deben considerar las problemáticas anteriores y estudiar la manera en que las BigTech van a participar en la industria financiera, en qué segmentos y actividades, destaca el organismo, con eso hay que evaluar las restricciones que deberían imponerse.

“La consecuencia de no analizar las implicaciones de la entrada de las BigTech y dejarlas entrar con el marco legal vigente pueden ser estructurales y graves para el sistema financiero”, aclaró la Fundef.