YouTube cancela cuentas en Brasil por difundir información falsa sobre próximas elecciones

Después de que el presidente de Brasil manifestara dudas sobre las elecciones de 2022, el Tribunal Superior Electoral inició una investigación sobre su campaña difamadora

Isabel Morales Bonilla

Este jueves 26 de agosto YouTube informó que suspendió los pagos a creadores de contenido de 14 cuentas brasileñas que fueron acusadas por difundir noticias falsas sobre las elecciones que se llevarán a cabo el próximo año.

De acuerdo con Reuters la mayoría de los canales suspendidos ofrecen apoyo a Jair Bolsonaro, actual presidente de Brasil y excapitán del ejército —quien ha sembrado dudas sobre la credibilidad de las elecciones en 2022—.

También te puede interesar: Policía australiana incauta millones en criptomonedas en caso de tráfico de drogas

En julio, YouTube dio a conocer que se eliminaron videos del canal oficial de Bolsonaro por difundir información errónea sobre el brote de coronavirus; asimismo el año pasado Twitter y Facebook eliminaron los videos en los que se pronunciaba en contra de las recomendaciones de los expertos en salud pública mundial.

Bolsonaro, contra las urnas electrónicas

A principios del mes de julio, Bolsonaro comentó que solo entregaría la banda presidencial a quien gane las elecciones limpiamente y no con un fraude. A una semana de esto, afirmó para un grupo de simpatizantes que con las urnas electrónicas —manera con la que se vota desde hace 25 años en el país— “corremos el riesgo de que no haya elecciones el año que viene”. A pesar de que ahora cuestiona este sistema, es el mismo con el que llegó a la victoria electoral de 2018, informa El Mundo.

Para una transmisión en vivo que realizó el 29 de julio desde su cuenta oficial de YouTube, dijo no tener pruebas sobre los fraudes de los anteriores procesos electorales pero sí indicios de ellos, y que de seguir con los votos electrónicos, el país tomaría el rumbo de Venezuela o de Argentina, así lo comunicó el portal de noticias DW.

Como apoyo al presidente, cerca de 3,000 personas se manifestaron el 1 de agosto en playa de Copacabana para exigir que los votos puedan ser públicos y transparentes, es decir, que con cada voto en la urna electrónica, se imprima un recibo para que puedan ser recontados físicamente.

También te puede interesar: CIDH y ONU piden al gobierno mexicano investigación y sanción efectiva en caso Pegasus

La investigación de su “campaña difamatoria”

Como respuesta, el Tribunal Superior Electoral (TSE) abrió una investigación contra el presidente a finales de julio por su campaña de difamación contra el actual sistema de voto y pidió a la Corte Suprema que se incluya en otro proceso sobre la diseminación de noticias falsas; por su parte el juez y presidente del Tribunal Superior, Luis Roberto Barroso, pidió en concreto “la investigación de una posible conducta delictiva” del jefe de Estado y dijo que amenazar sobre la realización de las elecciones es una “conducta antidemocrática”, según el portal SWI.

Tras el inicio de dicha investigación, el presidente presentó el viernes pasado una petición ante el Senado para destituir al juez del Tribunal Supremo, Alexandre Moraes, encargado de dirigir varias investigaciones sobre los casos de noticias falsas en Internet por parte de círculos cercanos a Bolsonaro, mismo al que se refirió como “parcializado” y que era una investigación “inquisitorial”, sin embargo, la petición fue desestimada por la falta de pruebas.

También te puede interesar: Vladimir Putin y Alexei Navalny se enfrentan en el terreno digital rumbo a elecciones

Para hacer cambiar este sistema, Bolsonaro presentó una propuesta de enmienda constitucional, misma que fue rechazada el 11 de agosto por el Congreso; ante esto, volvió a mencionar que las elecciones de 2022 podrían suspenderse y convocó a sus seguidores a prepararse para “luchar con todas las armas” durante un mitin en la ciudad sureña de Florianópolis, de acuerdo con The New York Times.