Los retos en la regulación para empresas FinTech: Rocío Robles

Rocío Robles expone los retos que enfrentan las instituciones regulatorias y las empresas cuando las FinTech se integran en el sistema financiero mexicano

Sebastian Estrada y Luis Méndez

Hasta el momento hay 15 Instituciones de Tecnología Financiera (FinTech, por su acrónimo en inglés) que han recibido la autorización por parte de la Comisión  Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en conjunto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México (Banxico).

Despertador Económico en entrevista con Rocío H. Robles Peiro, exdirectora de la Supervisión de Instituciones de Tecnología Financiera y Modelos Novedosos en la CNBV y actual socia de la consultora TENET, habla sobre las dificultades que afrontan las FinTech para poder conseguir la autorización para operar en el país.

También te puede interesar: La tokenización es una oportunidad para la inclusión financiera

En primera instancia, la CNBV es la institución que regula a las empresas de Tecnología Financiera. Sin embargo, debe ser autorizada por un Comité Interinstitucional compuesto por la CNBV, SHCP y Banxico.

“Quien resuelve efectivamente es la Comisión Nacional Bancaria y de Valores pero con la aprobación de un comité interinstitucional, están sentados como las tres autoridades financieras principales, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Banco de México y obviamente la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, para que se apruebe una de estas empresas tiene que tener el voto favorable de cada una de las autoridades que acabo de mencionar”, señaló Robles Peiro.

Agregó que es necesario obtener los tres votos de este comité, “si hay una empresa FinTech donde digamos tiene un voto favorable de Hacienda y de la Comisión [CNBV], y el Banco de México no da voto favorable, no hay empresa”, afirmó.

También te puede interesar: Las FinTech promueven la inclusión financiera en América Latina 

Solicitar la autorización para ser una empresa FinTech no es tarea fácil, advierte Robles Peiro.

“Solicitar una autorización FinTech tiene obviamente su grado de complejidad (...) estas nuevas empresas están pasando a ser parte del sistema financiero mexicano, o sea la ley FinTech ya las reconoce como entidades financieras, eso quiere decir que son autorizadas, reguladas, supervisadas y en su caso sancionadas por las autoridades financieras”, aunque añadió que no es imposible.

Robles Peiro, quien estuvo a cargo de la Supervisión de Instituciones de Tecnología Financiera y Modelos Novedosos en la CNBV, explicó que las 90 empresas FinTech que venían operando antes de la entrada en vigor de la ley, no llegaron en el plazo máximo indicado debido a los contratiempos ocasionados por la pandemia, ya que se adecuó el procedimiento – de un procedimiento físico a uno virtual.

“No todas las empresas llegaron en septiembre, que era el deadline para todas las FinTech que venían operando previo a la entrada en vigor de la ley, no, llegaron aproximadamente más de 90 empresas FinTech a la comisión. La pandemia retrasó más de lo previsto las autorizaciones de FinTech”, afirmó Robles Pereiro.

La exdirectora de supervisión de FinTech de la CNBV observó un factor común en muchas de las empresas que solicitan la autorización a esta dependencia, institucionalizarse es un paso complicado que tienen estas empresas.

“Lo que me ha tocado ver que más les ha costado trabajo a estas empresas FinTech es la parte de institucionalizarse, es decir generalmente son empresas pequeñas, no tienen muchos trabajadores o los mismos socios son los que prácticamente hacen todo”.

También te puede interesar: Ulink entregó la remesa más competitiva del mercado en junio; tres FinTech compiten con remesadoras

Modelos de negocio de la ley FinTech

La ley FinTech contempla dos modelos generales de regulación, las instituciones de financiamiento colectivo y las instituciones de fondos de pago electrónico. En términos generales, los modelos de negocio que requieren de una autorización son aquellos que requieren una recepción masiva de recursos del público al que van dirigidos sus servicios.

 “Los modelos que tomó la ley para ser regulados son aquellos que implican una recepción masiva de recursos por parte de estas plataformas tecnológicas del público (...) casi te puedo asegurar que, si están recibiendo de manera habitual recursos del público van a requerir autorización, ya sea de las figuras que hoy regula la ley FinTech o incluso de otras figuras que ya están dentro del sector financiero”.

Criptomonedas

El Banco de México tiene las herramientas adecuadas que permitirían una regulación en el mercado de activos digitales, este tema depende de qué políticas públicas sean requeridas, señaló Robles Peiro.

 “El Banco de México tiene las herramientas necesarias para regular los activos virtuales, hoy forman parte del mundo desregulado, pero la ley prevé que en cualquier momento podrían volver a ser parte del mundo regulado, ahí depende mucho de la política pública que se quiera respecto a esto”.

Por último, la actual socia de TENET dijo que  Banxico permite únicamente  operaciones internas con activos digitales para las Instituciones de Tecnología Financiera (ITF) e Instituciones de Crédito (IC).