YouTube, Facebook y Twitter ponen cerco digital a talibanes

Las redes sociales han emitido sus declaraciones acerca de cómo actuarán ante la toma del poder por parte de los talibanes en Afganistán

Eduardo Rivas

La plataforma de videos YouTube ha declarado oficialmente que tiene una política “desde hace mucho tiempo” de no permitir cuentas asociadas con los talibanes.

De esta forma, la plataforma de videos respondió a los cuestionamientos que se han hecho a varias redes sociales luego de que el grupo, considerado por algunos países del mundo como terrorista, se hiciera del control de Afganistán recientemente según información de Reuters.

También te puede interesar: Gobierno de Cuba bloquea redes sociales en medio de protestas

Tras la salida del ejército estadounidense de Afganistán y la rápida toma del poder por parte del Talibán, se especula sobre el futuro de la nación; en especial, debido a la posibilidad de que ante la toma del poder del grupo fundamentalista islámico se desaten violaciones a derechos humanos, especialmente de las mujeres, así como la amenaza terrorista que representan para diferentes naciones del mundo.

Al respecto, Amnistía Internacional declaró que “el Consejo de Seguridad de la ONU también debe aprobar una resolución de emergencia para pedir a los talibanes —que ya controlan en la práctica el país— que respeten el derecho internacional de los derechos humanos, protejan a la población civil y pongan fin a los ataques de represalia mientras se siguen negociando los acuerdos para la transición”.

Reuters informó que “grupos de derechos humanos han expresado su preocupación de que los talibanes puedan usar plataformas en línea para rastrear las historias digitales o las conexiones sociales de los afganos”.

Ante esto, diversas plataformas de redes sociales han sido cuestionadas acerca de su postura sobre la participación de la organización y sus miembros en sus plataformas, entre ellas, la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp que, según información de Financial Times, cerró una línea de ayuda para que los afganos pudieran contactar al talibán creada por el mismo grupo, tras esto, un portavoz de la aplicación explicó que las leyes estadounidenses fueron las que les obligaron a tomar esta acción.

También te puede interesar: Lineamientos para las redes sociales. ¿Regulación o censura?

En línea con esto, Facebook, dueña de WhatsApp, declaró el pasado lunes que consideraba al talibán como una organización terrorista, por lo que su contenido estaría prohibido en todas sus plataformas, ante esto la organización acusó a la red social de censura el día siguiente. Al preguntársele si permitiría que el talibán tomara el control de las cuentas oficiales del gobierno afgano en Facebook, la compañía se refirió a una declaración en la que aseguró que respeta la autoridad de la comunidad internacional para tomar decisiones sobre gobiernos reconocidos.

Nathaniel Gleicher, jefe de políticas de seguridad de la red social, informó a través de un hilo en Twitter que se ha eliminado temporalmente la posibilidad de que las personas vean o busquen en las listas de amigos cuentas en Afganistán, además de que se habilitó una “herramienta en un clic” para que los usuarios en el país bloqueen sus cuentas, de modo que las personas que no sean sus amigos de Facebook no puedan ver sus publicaciones o compartir sus fotos de perfil. 

Asimismo, Twitter dijo que revisarán si los mensajes emitidos por portavoces del Talibán durante la toma del país violan las condiciones de la plataforma, en especial sobre la glorificación de la violencia, y monitorean las cuentas afiliadas a organizaciones gubernamentales que podrían suspender temporalmente para solicitar información adicional con el fin de corroborar la identidad de quien pretenda utilizarlas.

La compañía también declaró que trabaja con la organización Internet Archive para acelerar las solicitudes directas de eliminar tweets archivados que podrían poner a sus autores en una posición vulnerable. También se informó que si las personas no pueden acceder a sus cuentas que contengan información sensible o que pudiera ponerlas en riesgo, podrían suspender la cuenta hasta que los dueños recuperen el acceso y dispongan de los datos.

A pesar de que por lo general cuando existen este tipo de crisis políticas, como por ejemplo, durante el golpe de Estado en Myanmar a inicios del año, lo común es que el gobierno entrante censure las redes sociales limitando el acceso a Internet o directamente prohibiendo las redes en el país, la preocupación principal en este caso es que el nuevo régimen tome represalias contra las personas que pudieran estar violando la ley islámica, entre ellos, defensores de los derechos humanos, periodistas o incluso población civil (específicamente mujeres) que no vivan de acuerdo a los principios de la ley islámica.