Binance anuncia nuevos requerimientos para sus usuarios

Debido a una serie de regulaciones y persecuciones que ha recibido alrededor del mundo, el exchanger Binance anunció nuevas medidas para sus usuarios con el objetivo de ser más confiable ante los mercados internacionales 

Alejandro Wong García

La empresa comerciante de criptomonedas Binance anunció este viernes que exigirá un proceso de verificación de antecedentes más estricto a sus clientes para reforzar los esfuerzos contra el lavado de dinero de la manera más rápida.

Todos los usuarios nuevos deberán completar el proceso de “verificación intermedia” para acceder a los productos y ofertas de servicios de la compañía, incluidos los depósitos, intercambios y retiros de criptomonedas.

A los usuarios existentes que aún no hayan completado la verificación intermedia se les cambiarán temporalmente los permisos de su cuenta a “solo retiro”. El proceso, de acuerdo con Binance, se llevará a cabo en fases desde la emisión del mensaje hasta el 19 de octubre de este año para “minimizar la interrupción de la experiencia del usuario”.

“Binance está anunciando estas medidas para ayudar a respaldar sus esfuerzos en Conoce a tu Cliente (Know Your Customer, KYC) y Anti-Money Laundering (AML). Esto mejorará aún más la protección del usuario y combatirá los delitos financieros”, se puede leer en el mensaje compartido en la página oficial. 

¿Por qué pasó esto?

Reguladores financieros de varios países han concentrado su atención y esfuerzos en Binance, algunos prohibieron la plataforma para ciertas actividades, mientras que otros advirtieron a los consumidores que no tenía licencia para operar.

El 28 de abril el regulador financiero de Alemania BaFin alertó  que la empresa de criptomonedas corría el riesgo de ser multada por ofrecer sus tokens digitales de seguimiento de valores sin publicar un prospecto para inversores. Según el órgano, estaban cometiendo una violación de la ley de valores de la Unión Europea que podría resultar en que una multa de 5 millones de euros o 3% de la facturación del año pasado.

Durante el 25 de junio, el regulador financiero de Japón advirtió que el intercambiador de monedas digitales estaba operando en el país sin permiso legal. Ese mismo día la empresa anunció que dejaría de emitir servicios en Ontario, Canadá, debido a imposiciones emitidas por el gobierno local, quien acusó a la empresa de no cumplir con las regulaciones de la provincia.

También te puede interesar: Binance es acechado por reguladores

La Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido (FCA, por su sigla en inglés) emitió un aviso el 26 de junio, diciendo que el exchanger no estaba autorizado para realizar cualquier actividad regulada en el territorio.

“Si bien no regulamos los criptoactivos como Bitcoin o Ether, regulamos ciertos derivados de criptoactivos (como contratos de futuros, contratos por diferencias y opciones), así como aquellos criptoactivos que consideraríamos ‘valores’”, aseguró el organismo, por lo que a la empresa no le fue otorgado el permiso de operar. 

El 15 de julio la Comisión Nacional de Empresas y Bolsa de Valores de Italia informó que había prohibido a los ciudadanos usar Binance. “Es importante que se informe a los ahorradores que las transacciones en instrumentos relacionados con criptoactivos pueden presentar riesgos que no son perceptibles de inmediato, debido a su complejidad, la alta volatilidad de los precios de estos instrumentos así como por fallas y ciberataques”, dijo el regulador en un comunicado.

La Comisión de Valores y Futuros de Hong Kong advirtió a sus ciudadanos el 16 de julio que el exchanger estaba operando de manera ilegal en el país y no era “actividad regulada” en el territorio. Unas semanas después, la plataforma de manejo de criptoactivos anunció que los usuarios del país no podrían abrir nuevas cuentas de productos a partir de la publicación del mensaje.

También te puede interesar: Binance clausura venta de tokens de acciones

El 30 de julio la Comisión de Valores de Malasia dijo que se tomaron acciones legales contra Binance por operar fuera del marco jurídico su sistema de intercambio de criptoactivos; las autoridades ordenaron desactivar su sitio web y las aplicaciones móviles en el país, cesar inmediatamente todas las actividades de marketing y de medios, y restringir inmediatamente a los inversores malayos el acceso al grupo Telegram del exchanger.

En esa misma fecha, el exchanger hizo saber que reduciría sus ofertas de productos en Alemania, Italia y los Países Bajos. “Los usuarios de estos países no podrán abrir nuevas cuentas de productos de futuros o derivados. Con efecto a partir de una fecha posterior que se anunciará en un nuevo aviso, los usuarios de estos países tendrán 90 días para cerrar sus posiciones abiertas”, debido a las presiones que se le impusieron a la compañía en Europa. 

El Banco Central de Holanda refirió el lunes que la plataforma no cumplía con sus leyes contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, por lo que está proporcionando servicios de criptoactivos en los Países Bajos sin el registro legal requerido por la institución.

También te puede interesar: Tribunal obliga a Binance a rastrear millones en criptomonedas hackeadas

¿Qué es Binance? 

El exchanger está dirigido por Changpeng Zhao, un canadiense conocido como CZ y ofrece una amplia gama de servicios a usuarios de todo el mundo, desde el comercio de criptomonedas al contado y derivados hasta préstamos y tokens no fungibles. A finales de julio, durante una conferencia de prensa, aseguró que es momento de aceptar a un nuevo CEO en la compañía. “Buscamos a alguien con una sólida formación en materia de reglamentación para que intervenga y sea el director ejecutivo. Siempre contribuiré a Binance y al ecosistema de Binance Coin… pero no tengo que ser CEO para hacer eso”, declaró Zhao.

De acuerdo con CoinRanking, la empresa, fundada en 2017 en China, cubre una cuota de mercado de 25%, tiene un intercambio comercial de 25,930 millones de dólares cada 24 horas y su moneda BUSD ocupa el tercer lugar en importancia participando en 192 mercados, teniendo un volumen de 4,400 millones cada 24 horas.