Nuevas políticas de Apple en iCloud abren la puerta a vigilancia de gobiernos autoritarios

Apple anunció el día lunes que implementará un sistema de escaneo de imágenes en la nube iCloud, esta medida ha preocupado a empleados de la misma empresa y  agentes externos por la privacidad de los clientes

Luis Méndez Zaldívar

La inspección del almacenamiento de dispositivos vinculados con iCloud que anunció esta semana Apple ha provocado más de 800 mensajes de Slack al interior de la compañía. Los mensajes expresaban preocupación porque esta medida puede ser explotada por gobiernos represivos y ser utilizada para otros fines, como censura y arrestos, dijeron empleados de la empresa a Reuters

Las posturas respecto a esta medida están divididas, mientras unos expresan preocupación, otros, como los empleados de seguridad, comentaron que les parecía una respuesta razonable para atacar el problema sobre el abuso sexual a menores. 

Los empleados recordaron el caso de Apple frente al Buró Federal de Investigación (FBI, por su sigla en inglés) del año 2016, cuando la compañía logró evitar la orden judicial del FBI que le obligaba a desbloquear el acceso del iPhone del usuario Syed Farook, lo cual  Apple rechazó al abogar que si permitían el acceso al dispositivo de este usuario, nada le impediría posteriormente al FBI hacerlo con los demás clientes.  

También te puede interesar: Apple combatirá el contenido de abuso infantil en la nube 

La Fundación Frontera Electrónica (EFF, por su sigla en inglés) se pronunció el día miércoles sobre este tema y afirmó en su página web que Apple creó un sistema sencillo que se puede redirigir para una mayor vigilancia y censura: “La compañía ha creado una infraestructura que es demasiado fácil de redirigir hacia una mayor vigilancia y censura”.

La fundación agregó que Apple está cayendo en una contradicción, al decir que rechazarán las demandas del gobierno para implementar cambios que dañen la privacidad de los usuarios, pese a que implementarán este nuevo sistema de monitoreo a sus clientes

“Apple ha prometido que rechazará las demandas del gobierno para crear e implementar cambios exigidos por el gobierno que degraden la privacidad de los usuarios. Es bueno que Apple diga que no lo hará, pero esto no es una protección tan firme como decir que no puede, lo que honestamente no podría decirse de ningún sistema de este tipo”, se lee en el sitio.

De igual forma, la EFF hace  hincapié en que tanto países con sistemas autoritarios como democráticos exigen a las empresas proporcionar acceso y control de los mensajes cifrados. “No es de extrañar que los países autoritarios exijan que las empresas proporcionen acceso y control a los mensajes cifrados”, por el lado de los demócratas “los cambios realizados para socavar el cifrado pueden ser fácilmente reproducidos por países con instituciones democráticas más débiles y antecedentes de derechos humanos deficientes”. 

También te puede interesar: ¿Antivirus o no antivirus? Esa es la cuestión 

Fuente: The Mac Observer 

Por último, piden a Apple reconsiderar su sistema de monitoreo a los usuarios y que regresen a la esencia de privacidad de la empresa en el año de 2019, hacen referencia a la valla publicitaria de la Conferencia CES en las Vegas: “Lo que sucede en su iPhone se queda en su IPhone”.