Ley de infraestructura se aprueba sin enmiendas; la comunidad ‘cripto’ reacciona

El Senado aprobó la ley de infraestructura sin la enmienda que exenta de nuevas obligaciones con el IRS a mineros, desarrolladores de software, controladores de nodos y creadores de wallets

Alejandro Wong García  

El Senado estadounidense votó 69-30 para aprobar el proyecto de ley de infraestructura bipartidista de 1.2 billones de dólares, sin la enmienda que evitaría que los mineros y otros actores importantes de la industria cripto asuman nuevas obligaciones con el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla en inglés). 

La ley fue presentada el 28 de julio por el presidente Joe Biden con el fin de recaudar ingresos para financiar la construcción de carreteras, puentes, puertos, Internet de alta velocidad, energía, reparación de daño ambiental, seguridad, entre otros.

El comité de impuestos estimó que las nuevas reglas que obligan a los proveedores de servicios criptográficos a informar a la autoridad sobre sus operaciones con activos digitales generarían 28,000 millones de dólares en ingresos, pagando aproximadamente 5% de los costos totales del proyecto.

En la víspera de la votación de la ley de infraestructura, la cotización de Bitcoin subió casi 3,000 dólares del 9 al 10 de agosto, pasando de 43,791.93 a 46,280.85 dólares.

Reacciones después de la aprobación

La aprobación del plan de infraestructura (sin enmiendas) provocó todo tipo de reacciones en distintos sectores de la criptoeconomía de Estados Unidos.

También te puede interesar: Casa Blanca respalda a senadores que buscan ampliar base fiscal con minería de criptomonedas

“Si el gobierno de EE. UU. cree que va a recaudar 28,000 millones en impuestos de la industria de la criptografía en los próximos 10 años, significa que la criptografía está aquí para quedarse. Significa que las criptomonedas serán una nueva piedra angular de la economía de EE. UU.”, escribió Jeff Bandman, un exfuncionario de la comisión de comercio de Estados Unidos, en su columna para CoinDesk.

Con el hashtag #DontKillCrypto, algunas personas se manifestaron en la red social Twitter en contra de la nueva ley, entre ellas la diputada representante de California, Anna G. Eshoo, quien compartió una carta en Twitter dirigiéndose a la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, con el mensaje: “La legislación impone nuevos requisitos de información a los mineros, validadores y desarrolladores de carteras (wallets) que no podrían ser cumplidos”.

“El paquete de infraestructura que votamos hoy es demasiado caro, demasiado expansivo y muy poco rentable. No pude apoyarlo”, declaró el senador Pat Toomey, quien creó una enmienda para intentar proteger a distintos participantes de los criptoactivos de las nuevas obligaciones.

A través de una serie de tuits, el CEO y cofundador del exchange CoinBase, Brian Armstrong, agradeció a los senadores Toomey, Lumis y Warren por su labor en favor de la industria criptográfica en Estados Unidos, asegurando que su compañía seguirá trabajando a pesar de lo que está sucediendo en el país. 

“El Senado regresa a sus actividades el 23 de agosto. Estamos tomando un minuto para reagruparnos y empezar a coordinarnos con personas que apoyen nuestro esfuerzo. ¡Tendremos más información pronto!”, declaró el director ejecutivo de Coin Center, Jerry Brito, cuando un usuario le preguntó cuándo proceder para presionar al gobierno.  

También te puede interesar: En Senado de EE.UU. proponen enmienda a ley de infraestructura de Biden para no afectar a mineros

Carta de CryptoLaw

El fundador de la firma CriptoLaw, John E. Deaton, escribió una carta para dejar en claro su postura acerca de las medidas que el gobierno estadounidense está tomando en el mundo de la criptoeconomía. Para él, esta situación es una advertencia a tomar en cuenta por todos los actores que se encuentran involucrados en este entorno. “El gobierno de EE. UU. no sabe lo que está haciendo con las criptomonedas, pero de todos modos está tomando medidas”, indicó. 

De acuerdo con Deaton, el gobierno pasó más de dos décadas sin poner atención a este sector en crecimiento alrededor del mundo, lo que ha hecho que su falta de conocimiento sobre el tema vuelva a las nuevas regulaciones peligrosas para cualquiera envuelto en el mundo de los criptoactivos. 

“Se burlaron de los estándares de debido proceso y notificación justa y borraron 15,000 millones de dólares en valor para los inversionistas que dijeron que estaban protegiendo en un caso que no ninguna acusación por de fraude [por parte de los usuarios]”, destacó refiriéndose al caso SEC vs Ripple, asegurando que es una señal de que van a ir en contra de todos.

El abogado hizo un llamado a todos los actores de esta industria a alzar la voz para que los miembros de cada uno de los sectores políticos del país escuchen y se den cuenta de que este entorno no está compuesto por criminales, “somos personas de todos los ámbitos de la vida que creemos en esta tecnología y en cómo transformará la economía para mejor (…) la comunidad criptográfica no está involucrada en el crimen y el terrorismo: somos los mejores aliados de las fuerzas del orden para atrapar a esas personas y llevarlas ante la justicia”, destacó.

El director de CriptoLaw exhortó a las personas a tuitear a sus congresistas la importancia que para ellos tienen las criptomonedas, así como realizar llamadas directas al Capitolio para hablar con los representantes de cada estado con el mismo objetivo. 

“Si no entienden quiénes somos y de qué se trata esta comunidad, continuarán cometiendo errores al arruinar una de las mayores innovaciones económicas de la historia, abriendo la puerta a las figuras verdaderamente sombrías de las finanzas globales para aplastarla y todo el bien que traerá a miles de millones de personas”, concluyó.

También te puede interesar: Los cajeros automáticos y la adopción de las criptomonedas

Polémica sobre la nueva ley

En la primera versión de la legislación se agregó una disposición que amplió la definición de bróker en el código tributario para “capturar” a casi todos los actores de la criptoeconomía, incluidos los mineros. 

Cualquiera que actúa como intermediario en operaciones de compra y venta de valores financieros y de acciones que cotizan en bolsa es considerado bróker, por lo que tendría la obligación de entregar información de sus clientes a la autoridad tributaria.

Una versión actualizada del proyecto de ley especificó que solo las personas que brindan transferencias de activos digitales serían tratadas como sujetos obligados dentro del nuevo régimen tributario. En su redacción final no se incluyó explícitamente a exchanges descentralizados, pero tampoco excluyó explícitamente a los mineros, operadores de nodos, desarrolladores de software.

El código fiscal requiere que los brókers cumplan con obligaciones específicas ante el IRS, como entregar el formulario 1099. En este documento los brókers deben recopilar datos del cliente, incluidos nombre, dirección, número de teléfono, etcétera.

El 3 de agosto el senador representante del estado de Ohio, Rob Portman, defendió las nuevas reglas sobre criptografía a través de una serie de tuits, afirmando que el Congreso debe priorizar las políticas que impulsan la innovación y el crecimiento en el espacio criptográfico. “Esta disposición de sentido común proporcionará claridad y legitimidad para la industria, facilitará la vida de los estadounidenses y ayudará a garantizar que EE. UU. siga siendo un líder mundial en innovación y desarrollo de criptoactivos”, declaró.

También te puede interesar: Gobierno de EE.UU., contra grandes tecnológicas

Después de esto, los senadores Ron Wyden, Pat Toomey y Cynthia Lummis anunciaron que redactaron una propuesta para revisar la disposición sobre criptomonedas con el objetivo de hacer que las nuevas reglas no afecten a mineros y empresas que desarrollan carteras digitales. “Nuestra enmienda deja en claro que los informes no se aplican a las personas que desarrollan wallets y tecnología blockchain. Esto protegerá la innovación estadounidense y, al mismo tiempo, garantizará que quienes compran y venden criptomonedas paguen los impuestos que ya deben”, dijo en Twitter Wyden.

El 5 de agosto los senadores Mark Warner Y Rob Portman presentaron una enmienda para competir con la presentada por Toomey, Lummis y Wyden, la cual solamente excluyó la minería de prueba de trabajo. En un tuit el jueves por la noche, Jerry Brito, director ejecutivo de Coin Center, calificó la enmienda como “desastrosa, y no hace nada por los desarrolladores de software. ¡Ridículo!”, se lee en el tuit. 

La Casa Blanca respaldó formalmente la enmienda de Portman en un comunicado atribuido al subsecretario de prensa Andrew Bates. “La administración está complacida con el progreso que ha dado lugar a un compromiso patrocinado por los senadores Warner, Portman y Sinema para avanzar en el paquete de infraestructura bipartidista y aclarar las medidas para reducir la evasión fiscal en el mercado de las criptomonedas”, escribió Bates.

El 9 de agosto, el Senado de EE. UU. votó a favor de avanzar un proyecto de ley de infraestructura sin enmendar la disposición que amplía los requisitos de declaración de impuestos sobre criptomonedas. El senador Richard Shelby presentó una objeción después de intentar adjuntar su propia enmienda para aumentar el gasto militar. El senador Bernie Sanders se opuso a la moción de Shelby, lo que provocó que éste se opusiera al compromiso general.