Con regulaciones a tecnológicas, China abraza el socialismo

En los últimos meses el país asiático ha promovido regulaciones a ciertos sectores, como consecuencia, los inversionistas han tenido que voltear a otros sectores de la economía china

Luis Méndez Zaldívar

Las represiones regulatorias por parte de China a sectores que involucran Internet, por el manejo de datos personales, provocaron que el capital privado (PE, por su sigla en inglés ) y capital de riesgo (VC, por su sigla en inglés) busquen invertir en sectores que no sufren de cambios radicales en sus regulaciones como semiconductores, automatización y energías renovables, informó Reuters el día de hoy. 

Los antecedentes de regulación en casos como DiDi después de su listado en el mercado de valores de Estados Unidos y las nuevas reglas en el sector de clases privadas que prohíben lucrar con tutorías personales —por ser un sector en el que habían invertido 120 millones de dólares— son señales por las cuales los inversionistas han decidido invertir en otros sectores, así lo menciona Henry Zhang, presidente de Hermitage Capital.

“La demanda de China de chips caseros y la tendencia de electrificar vehículos y conducción autónoma también crearán muchas empresas nuevas con potencial de inversión”, según dijo Zhang para Reuters.

También te puede interesar: China mantiene escrutinio sobre DiDi 

Además, debido a la sorpresa que ocasionaron las nuevas regulaciones en los inversionistas, muchos han decidido realizar mayores análisis en las políticas del gobierno chino, incluso han leído The Governance of China así como medios estatales para obtener mayor información y encontrar mayores visiones políticas. 

“Tenemos que adelantarnos a lo que piensa el país”, señaló Choon Chong Tay, socio gerente y director de Vertex Ventures China, de acuerdo con Reuters. 

China no es capitalista, es socialista

China ha emitido un llamado de progreso y no se considera un país capitalista. “Estas políticas fueron anunciadas para reflejar la progresividad» del partido y envían un mensaje de que «China no es un país capitalista, sino que abraza el socialismo”, afirmó Xi Jinping el 28 de julio del 2021.

Los datos de Preqin retomados por Reuters muestran que la recaudación de fondos de este año ha sido menor respecto a 2016 y 2017, cuando se recaudaron más de 1,100 en cada año. 

También te puede interesar: Comunidad internacional acusa al gobierno de China por ciberataques a Microsoft Exchange 

¿Cómo empezó todo? 

El día 4 de noviembre de 2020 los reguladores chinos no permitieron a la empresa Ant Group salir a la bolsa de valores, producto de los comentarios de su fundador Jack Ma donde declaraba que las regulaciones internacionales eran anticuadas para el presente siglo «los Acuerdos de Basilea son como un club de ancianos … no podemos usar los métodos de ayer para regular el futuro» dijo en una conferencia en Shanghai reporta el medio insider 

Una reunión entre  los reguladores financieros de China y los ejecutivos de Ant Group, incluyendo a Jack Ma comentaron a Reuters que la empresa afrontaría un escrutinio más estricto. 

Posteriormente el día 18 de diciembre se celebró la Conferencia Central de trabajo económico, en donde Xing Ping emitió un discurso de tareas a realizar para el año 2021, una de ellas es fortalecer el monopolio y prevenir la expansión desordenada del capital “es necesario fortalecer la regulación, mejorar las capacidades de supervisión y oponerse resueltamente al monopolio y la competencia desleal. La innovación financiera debe realizarse bajo la premisa de una supervisión prudencial.” mencionó Xing Ping.

Desde noviembre hasta la fecha, China ha sancionado a grandes empresas como Tencent, Didi, la industria de las tutorías particulares, las cuales han sufrido estragos económicos. 

Tencent que pagó una multa de 77, 150 dólares, Didi reportó la caída de sus acciones que fueron de un un 25% el día 6 de julio.

Ante la situación, la Comisión de Bolsa y Valores a advertido a los inversionistas sobre las empresas Chinas cuyo control operativo se encuentra en dicha nación, además de pedir a las compañías cumplir con cierta información entre la que se encuentra “comunicar si recibieron o fue negado el permiso, por parte de las autoridades chinas, para cotizar en las bolsas de Estados Unidos” entre otros requisitos informa despertador económico