¿Por qué Facebook bloqueó las cuentas de investigadores de NYU?

La investigadora estadounidense Laura Edelson denunció a principios de agosto que Facebook cerró cuentas de miembros de su equipo, quienes indagaban la difusión de desinformación y publicidad política en la plataforma

Eva Rosete

Durante la noche del 3 de agosto, Laura Edelson denunció en Twitter que a ella y otros miembros de Cybersecurity for Democracy, parte del Centro de Ciberseguridad de la Escuela de Ingeniería Tandon de la Universidad de Nueva York, les eliminaron sus cuentas de Facebook.

Las restricciones impuestas por la plataforma impidieron que algunos miembros del equipo accedieran a las bases de datos de su investigación sobre difusión de desinformación y publicidad política.

Cybersecurity for Democracy es un proyecto donde los investigadores evalúan las vulnerabilidades de plataformas con métodos tradicionales de ciberseguridad para después crear estrategias de mitigación con amplificación algorítmica y contenido microdirigido. La importancia del proyecto es que el grupo de investigadores analiza las amenazas al tejido social y recomienda cómo combatirlas.

Te puede interesar: El algoritmo de YouTube viola sus propias políticas de contenido: Mozilla

“Nos enfocamos en la democracia porque las plataformas en línea, como Facebook, Twitter y YouTube, han demostrado ser vulnerables a la desinformación destinada a debilitar las normas democráticas”, describió el proyecto.   

Las cuentas eliminadas fueron de Laura Edelson y Damon McCoy, profesor asistente de Ciencias de la Computación e Ingeniería.

¿Quién es Laura Edelson?

Es candidata al doctorado en Ciencias de la Computación en la Escuela de Ingeniería Tandon de la Universidad de Nueva York, fue ingeniera de software para Palantir y Factset donde su trabajo se centró en el aprendizaje automático aplicado y los macrodatos, sus investigaciones sobre el gasto publicitario en redes sociales ha sido publicado en New York Times, Wall Street Journal y Atlantic.

Cybersecurity for Democracy vs Facebook

Después de que Facebook cerrara su cuenta la investigadora Edelson argumentó en una publicación en Twitter que sus trabajos anteriores y futuros tienen el fin de crear un “Internet saludable”, añadió que la red social ha hecho esto antes con otros investigadores y periodistas.   

“Esta noche, Facebook suspendió mi cuenta de Facebook y las cuentas de varias personas asociadas con Cybersecurity for Democracy, nuestro equipo en NYU. Esto tiene el efecto de impedir que accedamos a los datos de la biblioteca de anuncios de Facebook, así como a Crowdtangle.

«Durante los últimos años, hemos utilizado este acceso para descubrir fallas sistémicas en la biblioteca de anuncios de Facebook, identificar información errónea en anuncios políticos, incluidos muchos que siembran desconfianza en nuestro sistema electoral, y para estudiar la aparente amplificación de la desinformación partidista en Facebook».

«Al suspender nuestras cuentas, Facebook efectivamente ha terminado con todo este trabajo. Facebook también ha cortado efectivamente el acceso a más de dos docenas de otros investigadores y periodistas que obtienen acceso a los datos de Facebook a través de nuestro proyecto».

«Incluido nuestro trabajo de medición de información errónea sobre vacunas con Virality Project y muchos otros socios que confían en nuestros datos. El trabajo que hace nuestro equipo para hacer que los datos sobre desinformación en Facebook sean transparentes es vital para un Internet y una democracia saludables».

«Oh, también puedes instalar Ad Observer”

Ad Observer es una herramienta que se agrega al navegador web para recolectar la información de los anuncios de Facebook y YouTube, los datos que recopila son públicos y están disponibles en su página web:

  • El nombre del anuncio y cadena de divulgación.
  • Texto, imagen y enlace del anuncio.
  • Información de Facebook sobre cómo orienta el anuncio.
  •  Cuándo se mostró el anuncio.
  •  Idioma del navegador.  

Facebook comunicó ese mismo día que ha trabajado en conjunto con la Universidad de Nueva York para otorgar la información a tres investigadores, pero “deshabilitamos las cuentas, las aplicaciones, las páginas y el acceso a la plataforma asociados con Ad Observatory Project de anuncios de la NYU y sus operadores después de repetidos intentos de hacer que su investigación cumpla con nuestros términos de servicio”.

Ante esto, los investigadores declararon que no incluyen ningún dato personal del usuario y sus métodos de investigación son revisados y autorizados por la Junta de Revisión Institucional de la universidad.

La red social explicó que los investigadores recopilaron información al crear una extensión de navegador que evade el sistema de detección que tiene Facebook, de esa forma se extraían nombres de usuarios, anuncios, enlaces a perfiles y los datos de “¿por qué veo este anuncio?”.

Te puede interesar: Fuego cruzado y geopolítica en Facebook

También señaló que en 2020 ya había comunicado al observatorio que su extensión violaba los términos de servicio, en octubre del año pasado enviaron una carta notificando de ese hecho y les dieron 45 días para dejar de extraer información y así lo hicieron.

A principios del 2021 Facebook ofreció los datos que se retoman “protegiendo la privacidad”, pero el observatorio se negó y publicó en el mes de abril la importancia que tiene para la plataforma la recolección de datos no autorizada.

“Si bien el proyecto Ad Observatory puede tener buenas intenciones, las violaciones continuas de las protecciones contra el spam no pueden ignorarse y deben corregirse”, concluyó Facebook.

El 4 de agosto los investigadores del Instituto Knight de la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia denunciaron que “Facebook se está moviendo para silenciar la investigación independiente sobre las prácticas de Facebook con respecto a la publicidad política, la difusión de información errónea de Covid-19 y los esfuerzos para ocultar la promoción de la violencia el 6 de enero”. 

Expusieron que la investigación de Edelson y McCoy requiere del consentimiento de los usuarios de Facebook para compartir voluntariamente la información recuperada con el plug-in Ad Observer, dichos datos permiten a investigadores y periodistas conocer las tendencias en la publicidad política de Facebook.

Retomaron lo que dijo Alex Abdo, director de litigios en el Instituto Knight de la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia:

“No podemos permitir que Facebook decida lo que el público conoce sobre Facebook. La investigación independiente que respete la privacidad del usuario es absolutamente crucial en este momento. Es esencial descubrir cómo se propaga la desinformación en la plataforma, cómo los anunciantes explotan las herramientas de micro-orientación de Facebook y cómo el sistema de amplificación de Facebook puede estar alejándonos más. Esta investigación debe ser celebrada y protegida. Es decepcionante y realmente inquietante que Facebook esté tratando de cerrar este tipo de investigación”.
“Por ejemplo, antes de las elecciones estadounidenses de 2020 Facebook estaba inundado de anuncios pagados que difundían mensajes emocionales y falsos sobre la seguridad de los sistemas de votación. Después de las elecciones, los datos de las encuestas mostraron que millones de estadounidenses creían que el fraude electoral había ocurrido a una escala masiva y resultó en el robo de la elección”.- Cybersecurity for Democracy.

Lo anterior, según Cybersecurity for Democracy, ejemplifica cómo las redes sociales pueden ser vulnerables a ataques de confianza social, por lo que la información difundida es un peligro para la democracia.

Te puede interesar: El FBI “pidió favor” a la policía de Coahuila para arrestar activistas

Las otras investigaciones de Laura Edelson

La más reciente de sus investigaciones concluyó en el artículo “La desinformación de extrema derecha está prosperando en Facebook. Un nuevo estudio muestra cuánto”, publicado en el portal NRP el 6 de marzo del 2021, redactado por Michel Martin y Will Jarvis, donde Edelson y su equipo analizaron 8 millones de publicaciones de 2,000 fuentes de noticias e información concluyendo que las fuentes de extrema derecha con antecedentes de desinformación y teorías conspiratorias son las más populares entre los usuarios.

En noviembre del 2020 se publicó la investigación que derivó en el reportaje “Facebook se paga en BuzzFeed News redactado por Ryan Mac y Craig Silverman, en este texto se informó que los trabajadores de Facebook informaron al interior de la empresa sobre anuncios en el news feed sobre mujeres adolescentes bailando “provocativamente”.

Las publicaciones promocionaban musical.ly, hoy conocido como Tik Tok. Uno de los empleados investigó y encontró que el algoritmo de publicidad intencionalmente “optimiza los anuncios para la audiencia que más interactúa con ellos”, en ese caso son los hombres de mediana edad.

Se detalla claramente que la estrategia de venta online de las empresas en conjunto con las redes sociales puede generar problemas sociales o alimentarlos. Edelson explicó que la red social no estaba preocupada por si los anuncios engañaban o afectaban a los usuarios.

¿Qué piensas del cierre de las cuentas de la investigadora Laura Edelson y Damon McCoy?