Se perdió la mitad de la capacidad de procesamiento de Bitcoin por represión de autoridades chinas a mineros

Chainalýsis analizó el mercado de las criptomonedas en China durante y después de las prohibiciones que hizo el Partido Comunista. 

Alejandro Wong García 

La mitad del hashrate de Bitcoin (capacidad de procesamiento de la red) se contrajo producto de las represiones gubernamentales de China al cerrar operaciones mineras en múltiples provincias del país, según el informe que publicó Chainalysis.

Ante los ojos del mundo cripto, la industria de criptomonedas era encabezada por el país asiático al ser una de las más activas del mundo, en enero a junio de 2021, las direcciones de usuarios en el país asiático recibieron más de $150 millones en criptomonedas, de acuerdo con el documento, siendo superados únicamente por los Estados Unidos. En septiembre de 2020, China concentró el 67.1% del hashrate mundial, teniendo en su territorio la mayor parte del poder minero del mundo. 

También te puede interesar: China pone a prueba el yuan digital con lotería  

En mayo de 2021, los funcionarios del gobierno anunciaron su intención de tomar medidas enérgicas contra la minería y el comercio de criptomonedas, como resultado se dio la caída del hashrate global debido a que los mineros chinos detuvieron sus operaciones. Todo esto se produjo a medida que el PCCh avanzó hacia el lanzamiento del yuan digital, una moneda digital del Banco Central basada en Blockchain que podría usarse como un equivalente al yuan estándar.

La República Popular China también dominó la industria de creación de equipos de minería. Las máquinas producidas por la empresa china Bitmain, en 2018 representaron hasta el 80% de todo el Bitcoin extraído. La fábrica de tecnología también es propietaria de Antpool, uno de los grupos de minería más grandes del mundo.

Prohibiciones en China

El papel de China como el país minero de criptomonedas por excelencia comenzó un cambio drástico en mayo de 2021, cuando el Partido Comunista Chino anunció su intención de tomar medidas drásticas contra la minería y el comercio de criptomonedas, mostrando preocupaciones sobre la estabilidad financiera e  impacto ambiental. 

Desde el inicio de las prohibiciones, el hashrate general de Bitcoin cayó en más del 50%, ya que las autoridades comenzaron a cerrar las operaciones mineras en muchas provincias chinas, significando una caída de 36% del precio de la criptomoneda —la segunda más grande después del desplome de 2013—.  

Bitcoin pasó de 57 mil dólares a principios del mes, a cerrar en 37 mil dólares a principios de junio.

También te puede interesar: En 2022 presenciaremos la explosión de la minería occidental: CEO de MacroStrategy 

El 25 de junio Bitmain anunció que la compañía suspendió la venta de máquinas en el mercado al contado a nivel mundial, pues la presión de venta se acumulaba en el mercado secundario. «Algunos clientes chinos están vendiendo máquinas mineras para recuperar fondos o reducir el tiempo que la máquina permanece en China continental, lo que genera una gran presión en el mercado de segunda mano», anunció la compañía en una publicación en su cuenta de Wechat. 

Según lo que se muestra en este esquema de Chainalýsis, los pools mineros, AntPool, Poolin, BTC.top y F2Pool, los cuales se encuentran en China, parecen haber experimentado caídas pronunciadas, mientras que SlushPool, con sede en la República Checa, no ha visto su minería disminuida.

También te puede interesar: Presidente de la SEC no se opone a criptomonedas, pide herramientas regulatorias  

China y Actividades Ilícitas

Según el reporte de Chainalýsis, entre abril de 2019 y junio de 2021, las direcciones chinas han enviado más de $2,2 mil millones en criptomonedas a cuentas asociadas con actividades ilícitas, como estafas y operaciones del mercado de la red oscura, y recibieron más de $2 mil millones. 

Chainalysis Reactor mostró que la dirección de Bitcoin de Zheng ha recibido más de $23,000 en Bitcoin durante su tiempo activa,  siendo los principales intercambios entre enero y marzo de 2018.

El lavado de dinero es otra forma notable de crimen basado en criptomonedas de manera desproporcionada llevado a cabo en China: en mayo de 2021, Zhao Dong, fundador y exdirector ejecutivo de RenrenBit, se declaró culpable en la corte por cargos de lavado de dinero después de haber sido arrestado en junio de 2020, más arrestos le siguieron en junio, cuando las autoridades chinas arrestaron a más de 1.100 personas sospechosas del blanqueo de capitales basado en criptomonedas. 

De acuerdo con datos de Chainalysis, el país chino se encuentra en el número cuarto en cuanto al país que más participación tiene en la darkweb,  al mandar un total de $45 millones de valor en dólares a través de ella y recibiendo al menos $43 millones.