Tencent actualiza videojuego después de que un medio lo describió como “opio espiritual”

Tencent implementó nuevas medidas para menores de edad que juegan Honor of Kings tras ser llamado “opio espiritual” que afecta a los niños.

Isabel Morales Bonilla

La empresa Tencent Holdings Limited anunció este martes que restringiría aún más el acceso de los menores de edad a su videojuego “Honor of Kings” después de que el medio The Economic Information Daily lo describiera como un “opio espiritual”.

The Economic Information Daily es un medio administrado por la Agencia de Noticias Xinhua (agencia oficial de noticias del gobierno de la República Popular China) mismo que llamó “opio espiritual” haciendo alusión a que el videojuego es una nueva droga para los menores.

En este artículo se cita a un estudiante, quien dijo que algunos compañeros de la escuela juegan “Honor of Kings” ocho horas al día y con base en esto se pide que haya controles más estrictos sobre el tiempo dedicado a este videojuego, dice el reporte de Bloomberg

La reducción doble que se menciona se refiere a que se implementará un límite de tiempo para los usuarios menores, en donde, los días feriados pasarán de 1 hora y media a solo 1 hora, mientras que los días no feriados se reducirán de 3 a 2 horas, además de que los menores de 12 años no puedan acceder al juego.

Las dobles advertencias incluirán la lucha contra el fraude de identidad para aquellos que fingen ser mayores de edad, se implementará la “inspección de todo el día” y se pedirá autenticidad de las cuentas.

¿Cómo se consideran las medidas?

Las nuevas medias de Tencent catalogadas como “doble reducción, dobles advertencias  y triple promoción” fueron dadas a conocer.

Mientras que para las tres iniciativas, Tencent recomienda que: la industria discuta la viabilidad de prohibir por completo a los estudiantes menores de 12 años acceder a juegos móviles, y asimismo fortalezca aún más el sistema de lucha contra la adicción a los juegos y se controle su tiempo, y finalmente, profundizar la investigación sobre el mecanismo de implementación y evaluación apropiado para la edad de los juego.

La empresa de videojuegos y redes sociales más grande de China vio caer sus acciones más del 10% en las primeras operaciones, eliminando casi 60 millones de su capitalización de mercado, a raíz de los señalamientos del diario que escribió:

 “El opio espiritual se ha convertido en una industria que vale cientos de miles de millones, no se puede permitir que ninguna industria, ningún deporte se desarrolle de una manera que destruya a una generación” .

El opio es una droga que llegó a China en el siglo XIX cuando Gran Bretaña y ésta realizaban intercambios comerciales, sin embargo, la situación económica de la corona británica no le permitía pagar con plata, como consecuencia, se acordó que se abastecería a China de opio como forma de pago.

Y ¿qué tiene de “espiritual” el opio?

El Doctor José A. Grau lo describe en una parte de su libro Dolor y sufrimiento al final de la vida como “principalmente el efecto de eliminar estados melancólicos y elevar el estado de ánimo hasta llegar a una euforia”.

En 1829 el emperador chino Daoguang prohibió consumir opio al darse cuenta que la población era víctima de una fuerte dependencia, pero fue hasta diez años después cuando el emperador prohibió la actividad portuaria de esta droga.

De acuerdo con el Periódico de Referencia Económica “a medida que crece la industria de los videojuegos en línea esta se vuelve más atractiva y los menores presentan dificultades cada vez mayores para prevenir la adicción”.

Lin Wei el director del Centro de Investigación sobre el Estado de Derecho de Internet y vicepresidente de la Academia de Ciencias Sociales de la Universidad de China dijo que “la excesiva inversión de juegos online ha provocado enormes problemas en la gestión de la distribución del tiempo de los menores, distrayendo la atención de otros aspectos y afectando sus estudios”.

Pen Ling, subdirector del Departamento de Membresía de la Sociedad de Derecho de China dice que “los menores tienen una discriminación débil y poco autodisciplina, y se sienten atraídos por cosas nuevas en internet”.