La mitad de las ventas de PyMEs en 2022 serán online: AMVO

Las pequeñas y medianas empresas en México dependieron de las ventas online durante el primer semestre del 2021; 48% de las pymes tuvieron que vender por Internet durante la pandemia

Eva Rosete

Se espera que las ventas por Internet aporten el 34% de los ingresos de las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) mexicanas en 2021 y el 49.8% en 2022, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) en su Estudio sobre Venta Online en Pymes 2021 publicado a finales de julio.

Las PyMEs optaron por el canal digital en la pandemia, cuando el 34% de las organizaciones de este tipo sólo recibieron ingresos de ventas online.

“El comportamiento a comienzos de la pandemia causó un boom en las ventas online. Quienes no estaban vendiendo por este canal decidieron sumarse, mientras que para los que ya contaban con presencia, los picos de venta fueron un comportamiento atípico”, explicó el estudio.

¿Qué son las pymes?

Las empresas que cuentan con un personal laboral no mayor a 250 trabajadores en total y una facturación moderada. Son empresas con un número limitado de trabajadores y que no disponen de los grandes recursos de las empresas de mayor tamaño, concepto de la Unión Europea.

Mediante una encuesta online a 452 empresas que abarcó del 7 de junio al 1 de julio del 2021, en áreas de electrónicos, videojuegos, moda, muebles, home decor, viajes, servicios financieros, alimentos y bebidas, la AMVO pudo recuperar el impacto de la pandemia a pymes en diferentes áreas de consumo.

Las pymes en México

Declaraciones de pymes presentadas en el estudio de la AMVO.

Logicbus, proveedor para automatizar empresas, en su artículo “Cómo describir a una pyme”, destaca que México tiene una gran cantidad de pymes tecnológicas por su cercanía con Estados Unidos, lo que genera que el país centroamericano pueda expandir fronteras por el intercambio comercial.

Por otro lado, según la Condusef en su artículo Los 7 errores de las pymes”, las pequeñas entre 11 y 30 trabajadores; las medianas con más de 30 y hasta 100 trabajadores, además de tener una facturación moderada y ser de las que más empleos ofrecen.  

El 48% de las pymes tuvieron que vender en línea cuando inició la pandemia, dos de cada 10 abrieron su tienda online durante el 2021. 

Las empresas encuestadas comunicaron que tuvieron, durante el primer semestre del 2021, un crecimiento del 100% en sus ventas digitales, este canal representa un 35% de sus ingresos totales, el crecimiento durante el 2020 fue de 94.5 por ciento.

“El impacto del Covid-19 en los ingresos de las pymes trajo consigo una dependencia fuerte del canal digital para sobrellevar el cierre de tiendas, especialmente en empresas con menor tamaño”, describió la AMVO.

Para 7 de cada 10 pymes las ventas por Internet incrementaron su competitividad y permitieron su digitalización

La digitalización permitió que las pymes alcanzaran públicos que antes consideraban “fuera de su alcance”, son siete de cada 10 empresas las que lograron eso, esto, según la AMVO se debe a que no consideraban los envíos locales o nacionales como parte de su estrategia, al tener la opción, lograron expandir su marca a otras ciudades.

Entonces, ¿qué tan importante es la venta online?

“Las empresas que ya venden en línea muestran una diferencia mayor en comparación con aquellas que no venden en línea, donde 86% de las pymes consideran muy + algo importante vender por Internet”, detalló el estudio de la AMVO.

Son seis formas en las que se realizan las ventas online, según el estudio, las pymes hacen sus ventas 85% por redes sociales, 72% por página web de la empresa, 70% por marketplace y e-retailers, 15% por exportación a través de sitios web, 15% por venta en eventos virtuales y 14% por aplicaciones de última milla.

Los marketplaces y e-retailers más utilizados son Mercado Libre, Amazon, la tienda online de Walmart, Liverpool, ClaroShop, Soriana y Sears. Siete de cada 10 empresas utilizan alguna de estas páginas para vender sus productos.

“Alineados con la penetración de uso, las redes sociales son consideradas el canal con mayor facilidad para implementar dentro de las estrategias comerciales de las pymes. La exportación online, vender por eventos virtuales y a través de aplicaciones última milla son los canales con más dificultad de implementar”, describió la AMVO.  

Las PyMEs en su mayoría iniciaron la venta online para quienes ya tenía este canal, era importante también que su perfil en redes sociales, generar contenido, tener dinámicas con los consumidores, actualizar información y catálogo fueran parte de las estrategias más usadas.

También utilizaron estrategias tradicionales como la búsqueda de nuevos proveedores, optimizar procesos operativos, mejoramiento de la estrategia logística, reorganización de estrategia de mercadotecnia en medios tradicionales y digitales, además de generar nuevas unidades de negocios.

Las ventas en línea se concretan gracias a algunas formas de pago electrónico y en efectivo, las PyMEs usan principalmente el depósito (64%) y la transferencia bancaria (63%), los medios de pago que proporcionan los marketplaces (45%) y pago en efectivo contra entrega (38%).

Los agregadores de pago son una herramienta importante para las PyMEs, pues el 34% de las empresas encuestada manifestaron contar con estos dispositivos. Otras formas de pago más convencionales como el pago directo con tarjeta y las Terminales Punto de Venta apenas son usados por el 20 y 19% de las empresas, respectivamente.

¿Qué pasa con las empresas que no venden online? 

El 42% de las pymes encuestadas no hacen ventas en línea, el desconocimiento de cómo hacerlo es el principal motivo, “saben que hoy en día la capacitación está al alcance de todos e inclusive en modalidades gratuitas”.

Una de las empresas de alimentos y bebidas dijo: “No lo hemos hecho y no tenemos quien lo haga, estamos centrados en nuestros clientes”. Las empresas en la encuesta manifestaron los retos para crear un canal de venta online.

“Las pymes se están profesionalizando, en medida de lo posible en las diferentes áreas del e-commerce, siendo éstas la negociación online, generación de KPI, comercio electrónico de manera general y finanzas. Todo esto para dar un servicio al cliente de calidad y seguir creciendo con su emprendimiento”, concluyó AMVO.