Literalmente, el dinero en la palma de tu mano con Amazon One

La compañía ofrece 10 dólares en crédito a quienes se registren en su nuevo sistema, sin embargo hay poca información sobre para que se utilizará

Eduardo Rivas

El gigante de las ventas en línea, Amazon, lanzó recientemente al mercado su sistema Amazon One, herramienta de compra solo disponible en tiendas selectas en los Estados Unidos que utiliza una firma electrónica basada en la biometría de la mano de sus usuarios como mecanismo de seguridad en lugar de una tarjeta de crédito.

La tecnología está disponible de momento solo en tiendas físicas de Amazon en los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Maryland y Texas informa Tech Crunch, pero la compañía sigue expandiendo la tecnología que está encaminada a eliminar otras formas de pago, por una que será más segura, rápida y sin ningún contacto físico, algo que se ha vuelto vital en estos tiempos de pandemia —afirmó la compañía.

También te puedes interesar: Ingresos de Amazon aumentan 27.2%, destaca el segmento de almacenamiento en la nube AWS

Según la compañía, la tecnología es tan poderosa que detecta aspectos de la mano del usuario indistinguibles a simple vista o de cámaras “detalles como líneas y arrugas tanto como características subcutaneas como patrones de venas” para crear una firma que después se vincula a la cuenta del usuario para poder efectuar pagos.

Para incentivar a los usuarios a usar el sistema, la compañía ofrece $10 dólares para registrar sus datos aunque no se ha dicho exactamente que se hará con ellos el sitio Tech Crunch afirma que se usará para mejorar la tecnología, además una vez vinculado a la cuenta, Amazon podrá actualizar el historial de compras del usuario para dirigir anuncios así como hacer recomendaciones de productos.

A pesar de lo revolucionaria que resulta la tecnología, Amazon tiene una mala reputación en cuanto a la información de datos biométricos que recolecta así como el uso que se les da, resaltan las demandas hechas a la compañía por la venta de los datos de reconocimiento facial a instituciones policiales sin el consentimiento de los usuarios así como una demanda colectiva en el estado de Illinois en la que se afirmó que la compañía almacenaba datos de impresiones vocales de sus usuarios sin su consentimiento.

Al respecto del tema, Albert Fox Cahn, director ejecutivo de la organización Surveillance Technology Oversight Project (STOP por sus siglas en inglés) dijo a TechCrunch “Los datos biométricos son una de las únicas maneras en las que compañías y gobiernos pueden rastrearnos permanentemente, puedes cambiar tu nombre, tu número de seguro social pero no la palma de tu mano. Mientras más normalicemos estas tácticas más difícil será escapar”.