Rechazan protesta de Blue Origin para ser contratista de la NASA

Ilustración Luis Eduardo Ilustración Luis Eduardo

El multimillonario que fuera apenas hace unas semanas al espacio en su nave “New Shepard” vio frustradas sus ambiciones de ir a la Luna con la NASA a pesar de haber ofrecido 2 mil millones de dólares por obtener la licitación.

Eduardo Rivas

La Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO) de Estados Unidos rechazó la protesta de la empresa Blue Origin con relación al contrato para la construcción de la nave espacial que se usaría en el programa Human Landing System que llevará astronautas a la Luna en las misiones Artemis.

También te puede interesar: Jeff Bezos concluye con éxito su viaje al espacio 

A pesar de que se había anunciado con anterioridad que varias empresas, incluyendo Blue Origin y SpaceX (esta última propiedad del multimillonario dueño de Tesla, Elon Musk) podrían tener la oportunidad de competir por el contrato de 2.9 mil millones de dólares, el día 16 de abril del presente año, la NASA hizo un sorpresivo anuncio donde menciona que SpaceX sería la única empresa que permanecería como contratista del gobierno “hemos seleccionado a Space Exploration Technologies Corp. (SpaceX) para la adjudicación de un contrato de opción A de HLS.”se lee en el documento.

Ante esto, la compañía de Bezos emitió una protesta a la GAO en la cual detallaron que las razones por las que les fue negado el contrato fueron responsabilidad de la NASA, al no notificarles de cambios en el presupuesto que se había autorizado para la misión, el cual se esperaba que fuera de 3.3 mil millones de dólares pero fue solo de 850 millones, razón por la cual solo se aceptaría a una compañía en lugar de varias, en este caso, la propuesta de SpaceX cuyo presupuesto representaba la mitad del de Blue Origin y se ajustaba más a las nuevas necesidades de la NASA.

En la misma protesta, expresaron que de haber sabido con anterioridad de los cambios la compañía habría tenido la oportunidad de adaptar su propuesta. “Allí, el manifestante, un oferente competidor, debería haber sido consciente del cambio potencial en el alcance del trabajo, de modo que hubiera tenido la misma oportunidad que un [otro] oferente competidor tuvo para reflejar este riesgo en sus precios”, señaló el documento de protesta de Blue Origin.

Además, Brent Sherwood, vicepresidente de desarrollo de programas avanzados de Blue Origin denunció en una declaración incluida en la protesta, que su compañía nunca recibió retroalimentación sobre su propuesta hasta el mismo 16 de abril cuando ya era demasiado tarde “La primera y única respuesta de la NASA a la propuesta Opción A presentada por Blue Origin fué en Abril 16, 2021. NASA informó a Blue Origin que no fue seleccionado para un premio de Opción A”

También te puede interesar: Nuevo capítulo en la carrera espacial: La privatización del espacio 

En el comunicado en el cual la GAO desestimó la protesta el pasado día viernes se puede leer “Al negar las protestas, GAO concluyó primeramente que la NASA no violó la ley de procedimientos o la regulación cuando decidió tener un solo ganador… el anuncio se reservaba el derecho a tener múltiples ganadores, un solo ganador o ningún ganador”

Finalmente la GAO indicó “la evaluación de las tres propuestas fue razonable y consistente con las leyes y procedimientos regulatorios y los términos del anuncio”

El propio Jeff Bezos en una carta abierta al administrador de la NASA Bill Nelson expresó “Esa decisión rompe el molde de los exitosos programas espaciales comerciales de la NASA, poniendo fin a la competencia significativa en los años por venir”  y agregó “Sin competencia, las ambiciones lunares de la NASA a corto y largo plazo se verán retrasadas, haciéndolas finalmente más costosas y que no sirvan al interés nacional” 

Por su parte, SpaceX no ha emitido declaraciones, más allá de un tuit del dueño de la compañía Elon Musk.