SEC analiza medidas para proteger a inversionistas de ‘empresas fantasma’ chinas

Ilustración Perla Vallejo Ilustración Perla Vallejo

El presidente de la Comisión de Bolsa y Valores advirtió sobre los riesgos que enfrentan los inversionistas estadounidenses al invertir en compañías cuyo control corporativo está en China y cotizan en el mercado de valores de Estados Unidos

Eva Rosete 

¿Qué son las empresas fantasmas?

La SEC define una «empresa fantasma» como una empresa con registro, sin operaciones o con operaciones nominales y sin activos nominales. Activos que consisten únicamente en efectivo y equivalentes de efectivo, o con activos que consisten en cualquier cantidad de efectivo.

Gary Gensler, presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés), publicó una carta para explicar a los inversores de ese país sobre las empresas chinas que crean empresas fantasmas para poder cotizar en bolsas extranjeras y detalló una serie de medidas que estas compañías deben seguir para poder informar apropiadamente a los inversores.

Te puede interesar: Empresas chinas que cotizan en EE.UU. tienen que revelar intervención del gobierno de China

Gensler detalló en su carta publicada el 30 de julio que el gobierno de la República Popular China realizó cambios burocráticos como revisiones de ciberseguridad y restricciones a empresas con sede en el país “que recaudan capital en el extranjero, incluso a través de empresas fantasmas en el extranjero”.

Los inversionistas estadounidenses invierten en acciones de empresas con registro en Estados Unidos, aunque cuya gestión corporativa tiene lugar en China, por lo que están sujetas a riesgos regulatorios fuera del alcance de las autoridades estadounidenses.

Gensler explicó que debido a las políticas del país asiático dichas empresas “no pueden tener propiedad extranjera ni cotizar directamente en bolsas fuera del país sede”, pero para poder hacerlo se estructuran como entidades de interés variable (VIE, por su sigla en inglés).

¿Qué son las VIE? 

Brandon Whitehill en su investigación Cuidado con el comprador: Las empresas chinas y la estructura de la VIE (2017) las define como entidades controladas por una empresa por medios distintos a la mayoría de los derechos de voto. Es decir, “operan mediante acuerdos contractuales en lugar de la propiedad directa, lo que deja a los inversionistas extranjeros sin los derechos a los beneficios residuales o el control sobre la gestión de la empresa que tendrían a través de la propiedad de acciones”. 

El presidente de la SEC destacó que este tipo de compañías establecen una empresa fantasma offshore en otra jurisdicción, por ejemplo Islas Caimán, de ahí se puede hacer la venta de acciones de forma pública.

Gensler dijo: “Esa empresa fantasma entra en servicio y otros contratos con la empresa operativa con sede en China, luego emite acciones en una divisa, como la Bolsa de Valores de Nueva York. Si bien la empresa fantasma no tiene participación accionaria en la empresa operativa con sede en China, a efectos contables, la empresa fantasma puede consolidar la empresa operativa en sus estados financieros”.

Te puede interesar: DiDi llega a Wall Street desde las Islas Caimán

Entonces “los inversores norteamericanos no tienen acciones de la empresa con sede en China”, sobre esto, el presidente de la SEC anunció su preocupación ya que las personas pueden no saber esta información.

¿Qué es una empresa offshore?

Una sociedad offshore es aquella registrada en un país en el que no desarrolla su actividad económica principal – o ninguna. Suelen estar registradas en paraísos fiscales.

Y sólo para recordar:

un paraíso fiscal es una zona geográfica, normalmente un Estado, cuyo régimen tributario impone unas cargas fiscales mucho más bajas en comparación al resto del mundo.

Por ello, Gensler pidió revisar a estas empresas para ver que detallen la siguiente información:

  • Accionistas no compran acciones de la empresa sede en China, sino de una compañía emisora de una empresa fantasma, por lo que deben estar descritos los servicios de gestión. 
  • La incertidumbre que enfrentan los inversores, la empresa con sede en China y la emisora fantasma con respecto a las acciones futuras del gobierno asiático. 
  • Información financiera detallada para que se comprenda la relación entre la VIE y la emisora. 

Las empresas futuras que quieran registrarse en la SEC bajo este esquema ahora deben cumplir con la siguiente información: 

  1. Comunicar si recibieron o fue negado el permiso, por parte de las autoridades chinas, para cotizar en las bolsas de Estados Unidos.
  2. Riesgos de que el permiso fuere denegado o aprobado.
  3. “Que cumpla la ley de responsabilidad de empresas extranjeras, que requiere que se permita a la junta de supervisión contable de empresas públicas (PCAOB, por su sigla en inglés) inspeccionar la empresa de contabilidad pública del emisor en un plazo de tres años”.
  4. De no pasar la inspección, puede ser eliminada de la lista de empresas PCAOB.

También te puede interesar: La balanza se inclina a favor de la SEC

Además, el presidente de la SEC informó que la institución hará que todas las empresas cumplan con las leyes de valores, con el fin de informar adecuadamente a los inversores. 

“He pedido al personal que participe en revisiones adicionales específicas de las presentaciones de empresas con operaciones importantes en China”, agregó Gensler. 

Lo anterior es importante para una toma de decisiones informada y el mandato de la SEC es velar por los inversores estadounidenses, concluyó Gensler. 

DiDi, un ejemplo de empresa VIE 

La compañía de transporte con sede en China debutó el 30 de junio con la cotización en bolsa de Nueva York. “Como empresa constituida en Islas Caimán, se nos permite adoptar ciertas prácticas del país de origen en relación con asuntos de gobierno corporativo que difieren significativamente de los estándares de cotización”, según los documentos de registro ante la SEC.

A principios de julio, la Administración del Ciberespacio Chino anunció que la empresa DiDi sería investigada por mal uso de información de datos personales de usuarios, después la app fue eliminada de las tiendas de descarga en China y el 16 de julio anunció que, en colaboración con otras siete instancias chinas, harían una investigación de ciberseguridad a la empresa.