Las Fintech promueven la inclusión financiera en América Latina: COBIS

Alejandro Wong García

América Latina se caracteriza porque sus habitantes tienen acceso limitado a servicios financieros: el 35% de las personas en América Latina cuentan con al menos un servicio financiero, mientras que el promedio mundial es de 69%, de acuerdo con el informe «¿Está América Latina trabajando por la inclusión financiera ?» de COBIS Financial Agility Partners.

Según Orbis, algunas razones por las que las personas no tienen acceso al sistema financiero son la falta de educación financiera, falta de de historial crediticio, el elevado costo de productos financieros y los retos geográficos.

América Latina es un campo fértil para el sector FinTech debido a la reducida participación de la población en servicios financieros tradicionales, el 65% de las población no está bancarizada, según Orbis. «Los consumidores no bancarizados representaban un mercado enorme que, hasta ahora, se ha pasado por alto y es inaccesible», señala el estudio.

¿Por qué es importante la inclusión financiera con Fintech?

Porque permite a las personas que tradicionalmente se encuentran fuera del sistema financiero accesar a nuevos servicios: la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera del Inegi señala que 47% de los ciudadanos mexicanos no tiene una cuenta bancaria y 7 de cada 10 no pueden acceder a un crédito.

Por otra parte, los avances en telecomunicaciones están poniendo cimientos firmes para el sector, puesto que acercan a las comunidades rurales, tan sólo en México 91 millones de personas usan Internet y 112 millones tienen un teléfono inteligente, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). «A través de la tecnología una entidad financiera es capaz de llegar a la población de las zonas rurales y permitir que, en pocos pasos, puedan abrir su primera cuenta bancaria», señala Orbis.

COBIS FInancial Agility Partners, 2021

En América Latina, de acuerdo con COBIS Financial Agility Partners, 53% de las personas tienen servicios con entidades financieras “tradicionales” y 5.3% de las personas usan servicios financieros mediante aplicaciones móviles, además 55% de los adultos en la región tienen un teléfono celular y acceso a Internet.

También te puede interesar: Flink, otra Fintech sancionada por CNBV

¿Qué es la inclusión financiera?

Según el reporte de COBIS: «La inclusión financiera consiste en ampliar el alcance de los productos y servicios financieros a nuevos clientes sin ninguna relación bancaria tradicional, y profundizar la relación con esa comunidad llevando además alfabetización
financiera y tecnológica, con el objetivo de generar una mejor calidad de vida».

La banca tradicional tiene algunos problemas para adaptarse a los nuevos paradigmas.

¿A qué se deben estos problemas?

El número de clientes y sus inversores limitan su capacidad de flexibilidad al intentar entrar en nuevos mercados, dos de los principales problemas que se pueden encontrar son: primero, cambiar los sistemas tradicionales puede resultar caro, y segundo, sus clientes que llevan muchos años apegados a las viejas costumbres bancarias.

Las tecnologías financieras tienen la oportunidad de ingresar a nuevos segmentos de población que no son tan atractivos para banqueros tradicionales, como los jóvenes y los desfavorecidos. Esta característica da la oportunidad de recopilar información sobre estos sectores que no estaban en la agenda del sector financiero.

También te puede interesar: Cinco nuevas multas a empresas Fintech: CNBV

¿Pero cuál es el problema?

Los bancos pueden colaborar con ellos, pero las Fintech liderarán la misión de incorporar estos grupos que estaban desatendidos, brindándoles productos y servicios veraces, útiles para ellos. Para que la inclusión financiera haga su trabajo, la educación financiera debe participar, esto lo pueden aportar las Fintech a cualquier persona que tenga un teléfono inteligente y esté conectado a Internet.

Antes de la ‘revolución FinTech’ sólo las personas con un trabajo relacionado con la economía formal o un familiar en el área gozaban de la oportunidad de educarse en estos temas. El conocimiento financiero en la población general puede fortalecer la economía de un país: el conocimiento es poder, dice el viejo refrán.


En 2020, según datos de Statista, una de cada cinco startups del sector Fintech en México pertenecía al pago y subsector de remesas, lo que lo convierte en el segmento con mayor porcentaje de empresas de tecnología financiera del país. El subsector de comercio y mercados, también conocido como comercio, y la gestión patrimonial comprendían el menor número de empresas del sector Fintech mexicano este año.

También te puede interesar: CNBV: 14 Fintech autorizadas

Statista también estimó que para el 2022 habría un total de 74.6 millones usuarios de Fintech, el 86% se atribuye únicamente a los pagos digitales

Además, otros segmentos del sector, como las finanzas personales y los préstamos alternativos, presentaron un número creciente de usuarios en el país.