Empresas chinas que cotizan en EE.UU. tienen que revelar intervención del gobierno de China

Ilustración Perla Vallejo Ilustración Perla Vallejo

La Comisión de Bolsa y Valores pedirá a las empresas chinas informar a inversionistas los riesgos regulatorios por la intervención del gobierno chino


Luis Méndez Zaldívar 

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés) solicitó a las empresas chinas que cotizan en la bolsa estadounidense informar a sus inversionistas si el gobierno chino interfiere en sus negocios mediante los informes regulares, según informó Reuters.

La comisionada demócrata Allison Lee dijo que “las empresas públicas deben revelar riesgos importantes que, para los emisores con sede en China, a veces pueden implicar riesgos relacionados con el entorno regulatorio y posibles acciones del gobierno”, esto a raíz de la investigación masiva que el gobierno de China realizó a la plataforma de transporte DiDi.

También te puede interesar: DiDi llega a Wall Street desde Islas Caimán 

Uno de los senadores del comité bancario del Senado, Bill Hagerty,  declaró a Reuters: “Los reguladores estadounidenses deben asegurarse de que los inversores y trabajadores estadounidenses estén protegidos del tipo de comportamiento ajeno al mercado que está dejando a los inversores estadounidenses quemados”, en tanto legisladores piden a la SEC centrar mayores recursos en ello. 

Un tema central para los legisladores es que las empresas chinas se adhieran a los estándares de auditoría estadounidense por tres años consecutivos y cumplan las reglas de la Junta de Supervisión Contable de Empresas Públicas, de lo contrario, serían expulsadas de la bolsa, esto lo permite la ley aprobada por el Congreso a finales del año 2020, firmada por la administración del expresidente Donald Trump. 

También te puede interesar: Apple, Microsoft y Alphabet suman otro trimestre positivo

El caso DiDi vs China

El 4 de julio la Administración del Ciberespacio de China (CAC, por su sigla en inglés) ordenó que la aplicación DiDi fuera eliminada de dicho país, argumentando que se encontraba bajo investigación  por recopilar de forma ilegal datos personales de los clientes, informó Reuters.

Posteriormente el día 5 de julio la CAC también anunció que realizarían investigaciones de ciberseguridad en empresas chinas que cotizan en la bolsa de Estados Unidos, como consecuencia, éstas cayeron en sus acciones, aproximadamente 18 y 12% por parte de Full Truck Alliance y Kanzhun ltd, respectivamente.

Las acciones de la compañía DiDi cayeron hasta 25% el día martes 6 de julio, el precio por acción llegó a estar en 11.97 dólares, lo que desató la caída de 17,000 millones en el mercado; el precio debut fue de 16.65 el 30 de junio.

¿Qué pasó con DIDI?

DiDi señaló que estas investigaciones golpearían su economía en China, el punto positivo radica que siguen estando disponibles para los usuarios que ya utilizaban la aplicación. 

También te puede interesar: Comunidad internacional acusa al gobierno de China por ciberataques de Microsoft Exchange 

¿Qué ha pronunciado Didi al respecto? 

El día de hoy, Didi desmintió el informe del medio Wall Street Journal,respecto a que la empresa buscaría hacerse privada después de lanzar su oferta pública inicial el 30 de junio en la bolsa de valores estadounidense, añadió que están comprometidos con el gobierno chino en la revisión de ciberseguridad de la empresa de acuerdo con Reuters 

«La empresa está cooperando plenamente con las autoridades gubernamentales pertinentes de China en la revisión de ciberseguridad de la empresa».

Antes del informe, la compañía tenía su acción en $12,42 dólares, posteriormente de la publicación se redujo a 10 dólares por acción, un 28% menos que en su día de debut el 30 de junio.

El medio Reuters a través del informe de WSJ menciona que Didi ha estado en contacto con banqueros, reguladores e inversionistas para dar solución a los problemas luego de su cotización en bolsa, añadió que le ha pedido a sus principales suscriptores que evaluarán las opiniones de los inversionista referente a un plan de privatización y rango de precios que admitirían.