Disney prioriza su servicio de streaming sobre las salas de cine; Scarlett Johansson los demanda

Ilustración Fernando Buenrostro Ilustración Fernando Buenrostro

Isabel Morales Bonilla

Scarlett Johansson demandó a The Walt Disney Company por inclumplir un acuerdo contractual: Black Widow se estrenaría en cines y la actriz recibiría ingresos de los estrenos en taquilla. Sin embargo, Disney+ exhibió la película en su plataforma el mismo día que se estrenó en las salas de cine.

El contrato para producir Black Widow data del 9 de mayo de 2017, “acuerdo que le garantizaba una parte de las ganancias de taquilla” a la actriz. Marvel Studios, Disney y Johansson acordaron que la película estaría en cines por un periodo de 90 a 120 días.

También te puede interesar: Facebook e Instagram resguardan a menores de edad de anunciantes y adultos 

Para el 12 de noviembre de 2019, Disney lanzó su plataforma de streaming Disney+ y anunció que la plataforma incluiría contenido original, entre ellas varias series de televisión y películas. Enfrascándose en una competencia con otras plataformas como Netflix, Hulu, Amazon Prime Video, CBS All Access, HBO No y Apple Tv+.

Después de esta noticia, los representantes de Scarlett solicitaron garantías de que Marvel mantendría su parte del trato respecto a que la película solo sería transmitida en cine. En respuesta, el Asesor Jurídico de Marvel respondió a los representantes: “Entendemos totalmente la voluntad de Scarlett de hacer la película y todo su trato se basa en la premisa de que la película será estrenada ampliamente en cines. Entendemos que si el plan cambia, tendríamos que discutirlo con usted y llegar a un entendimiento, ya que el trato se basa en una serie de bonificaciones de taquilla”.

La película estaba programada para estrenarse el 1 de mayo de 2020 pero debido a la pandemia el estreno se postergó, y fue hasta el 23 de marzo 2021 cuando Disney anunció que “en lugar de tener una exclusiva tradicional de estreno en cines y para maximizar los ingresos de la venta de entradas a nivel mundial, la película tendría un lanzamiento simultáneo en Disney+ Premier Access y cines el día 9 de julio de 2021”.

Durante el tiempo en el que Disney lanzaba propaganda sobre la nueva película, “la Señora Johansson a través de sus representantes intentó negociar con Marvel para llegar a ul ‘entendimiento’ alternativo antes mencionado que el Asesor Jurídico de Marvel había prometido”.

La demanda dirigida al Tribunal Superior del Estado de California señala que Disney tomó la decisión de perjudicar a Scarlett Johansson por dos razones: “la primera es que para mantener los ingresos de las salas de cine, creó su propio servicio de streaming y asimismo favorecer a Disney+ con nuevos suscriptores y la segunda es que quería devaluar sustancialmente el acuerdo y así, enriquecerse”.

También te puede interesar: Juegos Olímpicos en streaming, también en TV

En el documento, se pregunta “¿Por qué Disney renunciaría a cientos de millones de dólares en ingresos de taquilla al lanzar la película en los cines en un momento en el que el mercado cinematográfico está débil, en lugar de esperar a que este mercado se recupere?” En respuest, se plantea que Disney vio la oportunidad de promocionar su servicio de suscripción utilizando la imagen y a la Señora Johansson, lo que atrae nuevos suscriptores mensuales y deja a Disney+ como una herramienta imprescindible en un mercado cada vez más competitivo”.

Los asesores demandantes, de la firma de abogados Kasowitz, Benson & Torres, detallan “un impacto negativo sobre los ingresos tradicionales de la venta de entradas a nivel mundial que se ve agravado por los modelos de Disney+ Premier Access, que permitirá a los espectadores que paguen la tarifa volver a ver la película un número limitado de veces”.

Y “añadiéndo un insulto a la herida” como se lee en el documento, “Disney ha disfrutado de los beneficios de tener una de las principales actrices de Hollywood promocionando su servicio de suscripción y con la intención de sacar dinero del bolsillo de esa actriz”. “No cabe duda de que la conducta de Disney fue intencional y consciente”.

También te puede interesar: Apple extiende vida útil de versiones anteriores de iPhone 

“La única razón por la que Marvel no esperó un momento más oportuno para lanzar la película exclusivamente en los cines según lo previsto, se debe a que Disney lo indujo o lo obligó a publicarlo todos los días en Disney + Premier Access para generar ganancias a Disney en la fecha prevista de la Sra. Johansson”.

Con el rompimiento de este acuerdo, Disney tiene la oportunidad de beneficiarse de la tarifa de acceso premier de 30 dólares para tener acceso a la película y de las suscripciones que se hicieron anteriormente a Disney+. “Disney actuó con malicia, opresión o fraude”.

Se espera que con dicha demanda se paguen los daños económicos generados por un monto que el juicio determine.

Con un presupuesto de producción de 200 mil millones de dólares, Black Widow tuvo una taquilla nacional de 160 millones 640,862 dólares, mientras que para la taquilla internacional fue de 160 millonea 100,000 dólares, logrando así, una recaudación a nivel mundial de 320 millones 740,862 dólares.