Deserción y digitalización, las dos caras de la educación en tiempos de Covid-19

La emergencia sanitaria por Covid-19 modificó actividades cotidianas como la educación, muchas personas continuaron sus estudios con ayuda de las plataformas tecnológicas, aunque otros tuvieron que dejar de hacerlo por no adaptarse al modelo en línea o por situación económica

Eva Rosete

La falta de dinero y tiempo son las principales razones por las que las personas en México desertan de la educación escolarizada, y no por falta de interés, reveló el estudio de Educación en línea en México 2021 de la Asociación de Internet MX publicado el 28 de julio.

El estudio se basa en una encuesta nacional autoadministrada por computadora, entre abril y mayo de 2021, a 4,484 profesionistas que se encontraban estudiando o tenían la intención de estudiar en línea, con el objetivo de recabar información u opiniones de la situación académica a raíz de la pandemia.  

¿Qué es una encuesta autoadministrada por computadora?

Las encuestas CAWI (computer assisted web interviewing) son cuestionarios digitales distribuidos a través de medios online que permitieron a los investigadores recabar información de manera más rápida y analizarla de forma óptima.

Entre los encuestados, 56% declaró estar desempleado. ¿Por qué importa esto? Según muestra el estudio, las personas que quieren estudiar enfrentan la situación de no conseguir trabajo (por sus estudios o prefieren dedicarse a ellos), lo cual podría impactar en cantidad de profesionistas desempleados en comparación con 2019.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía contabilizó al tercer trimestre de 2019 a 15 millones 90,000 profesionistas en el país, de los que 11 millones 789,000 tienen un empleo, y de éstos, 5 millones 422,000 trabajan, pero no ejercen su profesión, es decir, 54% está en las filas del desempleo o no tiene trabajo.

A pesar de la cantidad de desempleados, el número de personas que estudian aumentó 26% con respecto a 2019, cuando era 26 por ciento. 

También te puede interesar: Pandemia adelanto digitalizo cuatro años en México 

Se observa en las gráficas los elementos destacados que ayudarán a los estudiantes en el campo laboral, teniendo en cuenta que se preparan para obtener un trabajo, pero “el principal obstáculo al que se enfrentan los estudiantes es la falta de solvencia económica”.

El principal medio por el cual las personas se enteran de las ofertas educativas es Internet; los buscadores como Google, Yahoo y Bing cuentan con 41%, las redes sociales, 20%, sitios web de instituciones, 19%, y sitios web especializados en educación,15 por ciento.

En el texto Nuevas formas de búsqueda de empleo en redes sociales, describió: “Las redes sociales ocupan el cuarto lugar como herramienta utilizada para la búsqueda de empleo activa, y sus usuarios las utilizan de forma habitual u ocasional en 78% de los casos. De esta manera se confirma el uso de las redes sociales como canal de intermediación laboral de uso complementario a algún otro”.

Los cambios que produjo la pandemia en la educación

El 65% de las personas que estudiaba de forma presencial o mixta continuó haciéndolo por videollamada y 35%, sólo por plataforma en línea; además, según el estudio, “derivado de los cambios que trajo la pandemia, pocas personas tuvieron que adquirir algún dispositivo para adaptarse a la modalidad 100% en línea”.    

“Antes de la pandemia, 258 millones de niños y jóvenes en edad escolar estaban fuera de la escuela. Una baja calidad educativa significaba que muchos de los niños que estaban escolarizados aprendían demasiado poco. Más de la mitad de los niños de 10 años no podían leer y comprender un relato sencillo adecuado para su edad”, expuso el Banco Mundial en la investigación Covid-19: Impacto en la educación y respuestas de política pública

El Banco Mundial describió que la pandemia podía deteriorar más los niveles educativos por el cierre de escuelas, lo que provocaría un incremento en la deserción escolar, sobre todo “entre las personas más desfavorecidas”.   

El 3% tuvo que obtener una computadora portátil; 1%, smartphone; 3%, computadora de escritorio, y 4%, tablet. Actualmente sólo 2% de los encuestados no contaba con algún dispositivo.

“Para algunos fue difícil adaptarse a la educación en línea e incluso implicó un gasto extra, pues tuvieron que incrementar el ancho de banda del Internet”, expuso el estudio; 35% incrementó el ancho de banda y 54% no consideraron fácil tomar clases en línea.

También te puede interesar: No estamos preparados para ataques digitales: Asociación de internet

El 37% de las personas pausaron sus estudios durante la pandemia, de las cuales 54% fue por motivos económicos, 21% por temas de salud, 10% porque las instituciones suspendieron las clases, 6% no contaba con material para continuar con sus estudios y 5%  por falta de tiempo por la carga de trabajo.

El estudio demostró que 35% de las personas están interesadas en seguir estudiando en línea, 24% de forma presencial y 41% de manera mixta. Al respecto, la Asociación de Internet MX dijo: “Las modalidades en línea y mixta son preferidas en mayor medida por el grupo de 25 a 39 años y entre quienes tienen un empleo actualmente”.

¿Cuáles son los beneficios de las modalidades mixta y en línea ?

Flexibilidad de horarios, calidad  y plan de estudios, el costo en línea se estima en un promedio de 3,800 pesos al mes. Esto se debe a que estos sistemas o modalidades ofrecen a los estudiantes la posibilidad de estudiar cualquier grado y requiere de menos tiempo de estudios, por lo que es una opción para quien trabaja, según informaron los encuestados. 

“A raíz de la pandemia, la educación tuvo algunos cambios que impactaron en mayor medida en quienes estudiaban bajo el modelo presencial, pues se vieron obligados a continuar sus estudios por videollamadas o plataformas en línea. A futuro hay un panorama totalmente diferente al que veíamos previo a la pandemia, pues hay mayor interés por estudiar bajo los modelos mixto o 100% en línea”, argumentó el estudio.