PayPal forma alianza contra el racismo, el extremismo y las campañas de odio

La plataforma de online wallet reafirmó su compromiso para investigar cómo es que organizaciones de odio en el mundo usan sus servicios para financiar sus operaciones

Eduardo Rivas

La compañía de billeteras virtuales PayPal anunció una alianza con la Liga Anti-Difamación (ADL, por su sigla en inglés) para investigar cómo movimientos extremistas y grupos de odio utilizan plataformas de pago en línea como las online wallets como alternativas a los medios tradicionales para financiar sus operaciones en Estados Unidos.

El anuncio hecho el día de ayer se trata de un esfuerzo de investigación en conjunto, cuyos resultados serán compartidos con organizaciones financieras y policiales .

“Se concentrará en develar y detener las vías financieras que mantienen al extremismo y movimientos de odio”. 

La iniciativa fue aplaudida por diversas asociaciones de derechos humanos estadounidenses, incluida la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, por su sigla en inglés).

“Esta colaboración entre la ADL y PayPal nos inspira a pensar de forma innovadora en la lucha contra el mal”, dijo la CEO de LULAC, Sindy Benavides.

Esta no es la primera vez que PayPal hace equipo para evitar que sus servicios sean usados con fines ilegales; en 2017 formaron parte de una alianza en Australia, cooperando con instituciones bancarias y organismos del gobierno australiano en la llamada Alianza Fintel, con el objetivo de proteger al sector financiero de la explotación al crimen y cuyos esfuerzos lograron la creación de un centro de innovación dirigido a tecnologías como blockchain.

También te puede interesar: Actividades ilícitas usan más medios de pago tradicionales 

En años recientes y con el surgimiento de nuevas tecnologías se ha observado la apertura de organizaciones criminales para explotar estas oportunidades y vulnerabilidades existentes, en este caso, en billeteras electrónicas como PayPal, pero también en otras tecnologías como las criptomonedas.

A finales del año pasado Milenio reveló una investigación del Buró Federal de Investigación (FBI, por su sigla en inglés) que detalla cómo el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) adquirió armamento y equipo de grado militar desde Estados Unidos a través del sitio web eBay y la misma PayPal para efectuar los pagos.

Según la investigación, la agente especial del FBI Mary Lacis en conjunto con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos detectaron más de 300 transacciones de 50 cuentas falsas de PayPal para adquirir desde celulares con tecnología antirrastreo y lentes de visión nocturna hasta miras holográficas, láser y aditamentos para lanzagranadas. La investigación también señaló a los hermanos Ismael y Carlos Almada Castrillo como los miembros del cártel encargados de esta operación.

Otros medios de pago usados para actividades ilícitas

Asimismo, el uso de las criptomonedas para actividades criminales también ha empezado a salir a la luz, tal es el caso de la detención de Ignacio Santoyo, alias el Sony, por el delito de trata de personas, y que fue localizado en Playa del Carmen, Quintana Roo, en abril del 2019 cuando activó alarmas insitucionales por intentar adquirir Bitcoins por encima del límite en un intento de así lavar sus ingresos ilegales.

También te puede interesar: Las plataformas de pago móvil con más quejas 

Según información del Reporte de Criptocrimen 2021, a pesar de que por su naturaleza las criptomonedas siguen siendo atractivas para el crimen organizado a nivel mundial, en el año 2020 se redujo significativamente su uso.

El reporte de la compañía especializada en blockchain Chainalysis, como se muestra en la gráfica, indica que en el año 2019 las actividades ilegales representaron 2.1% del volumen de las transacciones realizadas a través de criptodivisas, equivalentes a un valor de 21,400 millones de dólares en transferencias mientras que en el 2020 su valor se redujo a .34%, representando 10,000 millones de dólares.

Aunque es verdad que hubo una disminución, el mismo reporte aclara que una razón por la que el porcentaje cayó tan abruptamente, aunque no así el valor de las transferencias, es porque la actividad económica en criptomonedas se triplicó entre ambos periodos.

¿Cuáles son los principales crímenes?

La compañía también reveló que los principales crímenes que son financiados a través de este mercado, siendo uno de los más amplios, son las estafas en línea. También en una alta posición se encontraron los mercados negros en la dark web y el ransomware, programas malignos dediados al secuestro de datos con intención de exigir rescate por ellos. Finalmente en menor medida pero aún presentes se encontraron: material de abuso de menores, financiación del terrorismo y extremismo doméstico.

En este sentido el Grupo de Acción Financiera y su unidad latinoamericana emitieron en el año 2018 su informe de evaluación “Medidas antilavado y contra la financiación del terrorismo”, este documento es el último de una serie de evaluaciones que el organismo intergubernamental hace a nuestro país desde su integración en el año 2000.

El informe, que resultó en su mayoría positivo para México, reconoció el buen nivel de entendimiento, conciencia de la seriedad de los riesgos y nivel de cooperación de las autoridades mexicanas ,incluyendo a la entonces Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía General de la República) y a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

También colocaron al país en un proceso de “seguimiento intensificado”, junto a Estados Unidos, Canadá, Noruega, Australia, Austria y Bélgica, por lo que debe reportar sus avances anualmente con base en las 40 acciones recomendadas por el organismo.