INE investiga filtración de datos del padrón electoral de 2018

Ilustración Amedi Ilustración Amedi

En un encuentro entre funcionarios del INAI, el INE reconoció la filtración del padrón electoral, aunque se trata del padrón con corte en 2018 y no en 2021

Eva Rosete

El Instituto Nacional Electoral (INE) aclaró que la información del padrón electoral que presuntamente fue filtrada en Internet tendría fecha de corte del 2018, no del 2021, y que los datos biométricos de los ciudadanos no han sido expuestos, según un comunicado del Instituto Nacional de Transparencia Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), publicado el 21 de julio, después de una reunión entre los organismos autónomos. 

“Recientemente, a través de redes sociales, se tuvo conocimiento de supuestas acciones ilícitas en cuanto a datos personales, cuya custodia y protección es responsabilidad del INE”, explicó el INAI.

El INE por su parte publicó en un comunicado minutos después, afirmando que desde abril de 2020 investiga la supuesta venta de información del padrón electoral. 

“El 8 de mayo de 2020, el INE interpuso ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE), una denuncia por hechos que podrían constituir delitos por uso indebido de datos asociados al Padrón Electoral”, detalló el INE. 

Te puede interesar: No fue opinión personal, el PVEM sí pagó a influencers: INE

¿Qué pasará entonces? 

El INAI será quien vigile al INE para que el instituto realice las acciones correspondientes para salvaguardar los datos personales de los ciudadanos. 

La publicación en Twitter el 18 de julio de Alon Gal, cofundador y director de Hudson Rock —empresa experta en delitos cibernéticos— fue la que alertó sobre la filtración del padrón electoral 

El INE reaccionó al día siguiente publicando que ya estaba investigando la supuesta venta, a través de la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores (DERFE), detectada el 14 de julio, por medio de un foro de la dark web. La supuesta comercialización de información obtenida de manera no autorizada, hace referencia a la venta de información presuntamente asociada al Padrón Electoral.

INE confirmó que la estructura de los datos correspondía al Padrón. 

La denuncia interpuesta ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) por los delitos de acceso y uso indebido de datos asociados al Padrón Electoral pueden implicar a los presuntos culpables responsabilidades administrativas, electorales o laborales.