Desperdicio y contaminación, la otra cara de Amazon

¿Te imaginas estar en un lugar repleto de artículos nuevos o en buen estado y que tuvieras que destruirlos porque es más barato que almacenarlo? Eso es lo que hace Amazon según la investigación de ITV en Reino Unido

Eva Rosete

Cada semana Amazon destruye millones de artículos que no son despachados de sus centros de logística en el Reino Unido, según la investigación de ITV publicada el 22 de julio. La empresa multinacional desecha artículos, en su mayoría nuevos, como ventiladores Dyson, aspiradoras, iPads, entre otros. 

“De viernes a viernes nuestro objetivo era desechar aproximadamente 130,000 artículos, pero no había razón para destruirlos”, dijo un exempleado de forma anónima, quien trabajó en uno de los almacenes del Reino Unido.

El Banco Mundial informó que en 2016 el 5% de las emisiones de gases de efecto invernadero provenían de la gestión (proceso de creación, almacenaje, compra y desecho) de los residuos sólidos.

La cadena de televisión filmó dentro del almacén de Dunfermline, donde se grabaron televisores inteligentes, computadoras, drones, secadores de cabello, audífonos de alta gama, libros, mascarillas para el rostro; todo en cajas con la etiqueta “destruir”. 

In one week in April, a leaked document from inside the Dunfermline warehouse had more than 124,000 items marked out for destroy.
Imagen de la información brindada por la cadena de noticias

La cadena filtró un documento del almacén donde demostraba que 124,000 artículos fueron destruidos y sólo 28,000 donados y el generante admitió que han tenido que desechar hasta 200,000 algunas semanas.   

“La gestión de los desechos sólidos atañe a todos. Garantizar una gestión eficaz y adecuada de los residuos sólidos es crucial para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, manifestó Ede Ijjasz-Vasquez, director superior de Prácticas Mundiales de Desarrollo Social, Urbano y Rural, y Resiliencia del Banco Mundial, en la publicación Los desechos: un análisis actualizado del futuro de la gestión de los desechos sólidos.   

Sameh Wahba, director de Desarrollo Urbano y Territorial, Gestión de Riesgos de Desastres y Resiliencia del Banco Mundial, comentó que la gestión inadecuada es lo que produce la contaminación en océanos y drenajes, así como inundaciones, lo que provoca la transmisión de enfermedades o afecciones respiratorias por la quema de residuos, además de perjudicar a los ecosistemas.

También te puede interesar: Elon Musk levanta Bitcoin asegurando que Tesla podría reintegrarla como medio de pago 

¿Alguna vez devolviste algún producto que pediste por Amazon? 

Productos vendidos o devueltos por los clientes son los que destruye el almacén. ITV comentó que “casi todo podría haber sido redistribuido a organizaciones benéficas o personas necesitadas. En su lugar, se arrojan en grandes contenedores, se llevan en camiones (que rastreamos) y se tiran en centros de reciclaje o, peor aún, en un vertedero”. 

Un extrabajador explicó que el 50% de los artículos desechados están sellados y la otra parte son devoluciones en buenas condiciones.   

Los artículos se destruyen porque los proveedores pagan por tener los productos en sus almacenes de Amazon, por lo que si no se venden es más económico destruirlos que guardarlos. 

“La rápida urbanización, el crecimiento de la población y el desarrollo económico harán que la cantidad de desecho aumente un 70% en los próximos 70 años”, manifestó el Banco Mundial. 

Se generan 2,010 millones de toneladas de desechos sólidos por año. 


Región geográfica
Desechos que generan anualmente Localización geográfica 
Asia Oriental y el Pacífico 468 millones de toneladas
Europa y Asia Central  392 millones de toneladas 
Asia Meridional  334 millones de toneladas 
América del Norte 289 millones de toneladas  
América Latina y el Caribe  231 millones de toneladas
África del Sur 174 millones de toneladas
Oriente Medio y norte de África  129 millones de toneladas 
Tabla del número de desechos por región anualmente

¿Es ilegal?

No, la compañía comentó que trabajan en una forma para no tener que eliminar productos, por ahora buscan revender, donar o reciclar. “Como último recurso, enviaremos artículos para recuperación de energía, pero estamos trabajando duro para reducir la cantidad de veces que esto sucede a cero”, explicó Amazon para ITV.  

Amazon ya tenía un compromiso con el medio ambiente 

La multinacional tiene un programa, Frustration-Free Packaging, creado en 2008 con el fin de  incentivar a los fabricantes para empacar los productos con elementos 100% reciclables y sin la necesidad de hacerlo en una caja adicional, hasta el año pasado se ahorró 810,000 toneladas de embalaje y 1,400 millones de cajas, según lo que dijo Jeff Bezos, fundador de Amazon, en la carta a los accionistas el 16 de abril del 2020.   

Te puede interesar: Nuevo capítulo en la carrera espacial: la privatización del espacio

“Estamos haciendo estas importantes inversiones para reducir nuestra huella de carbono a cero a pesar del hecho de que comprar en línea ya es inherentemente más eficiente en carbono que ir a la tienda”, declaró Bezos. 

Según lo que explicó el exCEO de Amazon, la empresa y sus expertos han desarrollado modelos, herramientas y métricas para medir su huella de carbono (C) y según sus investigaciones las compras online generan menos cantidad de C que una tienda física.  

“Las entregas de comestibles en línea generan 43% menos de emisiones de carbono por artículo en comparación con las compras en las tiendas. Los tamaños de cesta más pequeños generan ahorros de carbono aún mayores”, argumentó Bezos.

Aun así, el Banco Mundial acotó que si se hace una mejor gestión de los desechos sólidos se reducirán las emisiones de carbono.

También te puede interesar: Jeff Bezos concluye con éxito su viaje al espacio 

Covid-19, comercio digital y medio ambiente 

La emergencia sanitaria ha impulsado el comercio en línea y por lo tanto las ventas de Amazon, DHL realizó un estudio que publicó en junio del 2021 donde mencionó: “Uno de los cambios más drásticos fue el aumento radical del comercio electrónico, ya que las personas y las empresas pasaron masivamente de las compras presenciales a las compras en línea”. 

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo estimó que el 21 % de los residentes de América Latina y el Caribe compraron en línea en el 2020. 

El estudio de DHL reveló que Brasil, México, Argentina, Chile y Colombia representaron el 92 % de los compradores en línea y el 97 % de las ventas totales de comercio electrónico, por lo que son los principales mercados. 

¿Es más ecológico el comercio digital?

Contamina menos, pero la cantidad de productos para empacar los artículos, la emisión de CO2 de los camiones repartidores, la energía e insumos necesarios para mantener los almacenes siguen generando niveles de contaminación. Sin contar lo que se necesitó para el proceso de manufactura. 

“Para que una actividad sea sostenible desde el punto de vista ambiental, debe llevarse a cabo de manera que no agote los recursos naturales y contribuya al equilibrio ecológico a largo plazo. Para cualquier empresa, la sostenibilidad también implica viabilidad económica y rentabilidad”, aclaró DHL.

El futuro es incierto

“Si no se toman medidas, el mundo se encaminará peligrosamente al aumento de los desechos y una contaminación extraordinaria. Se pagaría un precio aun más alto que el actual en términos de vidas, medios de subsistencia y medio ambiente”, concluyó el Banco Mundial.