Estados Unidos combatirá Ransomware: Biden

Los presidentes de Estados Unidos y Rusia conversaron vía teléfonica. Los ataques de ransomware formaron parte de los temas de la agenda

Iván Martínez

Joe Biden y Vladimir Putin sostuvieron una llamada telefónica el pasado 9 de julio. Durante la conversación el presidente de los Estados Unidos (EU) le comunicó al presidente ruso que tomará con más seriedad los ataques de ransomware — que van en aumento en los últimos 18 meses.

Es un tema que ha provocado tensión diplomática por los continuos señalamientos del gobierno y organizaciones de Estados Unidos sobre ciberataques originados en territorio ruso.

Jean Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, informó a los medios que, durante la llamada, Biden insistió en que tomará medidas para interferir las actividades de grupos criminales que operan mediante ataques de ransomware.

Psaki no dio detalles sobre la respuesta del presidente Putin, argumentando que la oficina del presidente ruso lo incluiría en su comunicado.

En el documento que emitió la oficina de presidencia en Rusia, se menciona que el tema «debe ser conducido a través del intercambio de canales de información especializada entre agencias de gobierno autorizadas, a través de mecanismos bilaterales judiciales, observando las provisiones de la ley internacional».

Por su parte, Psaki mencionó que el ransomware conocido como REvil afectó a distintos países, incluídos Rusia y Estados Unidos; aclaró que no se tiene la información para acreditar estos ataques a los rusos. Sin embargo, señaló que ambos tienen la responsabilidad de actuar.

Biden mencionó también que los ataques de ransomware de grupos criminales a organizaciones en Estados Unidos «no son aceptables» y que se reservan el derecho a tomar medidas en torno a este problema – que recientemente interfirió el flujo de combustible en la costa este de Estados Unidos.

Esta es la primera vez que se tiene una conversación directa entre los dos mandatarios a este nivel —después de su encuentro de forma presencial en la Cumbre de Suiza el mes pasado.

En el documento emitido por la Casa Blanca, Psaki menciona que este tema ya es parte de la agenda de Biden, el mensaje del presidente hacia los demás mandatarios es promover el trabajo en conjunto, ya que no es problema únicamente de Estados Unidos, sino de varios países.

Según la compañía de seguridad informática ESET, el ransomware es “un tipo de código malicioso que, tras infectar el equipo, secuestra su información para extorsionarlo y exigirle el pago de una suma de dinero para su recuperación”.

El primer ataque de esta índole fue registrado en el año 1989, cuando una compañía de seguros de Bélgica recibió un disquete donde le pedían a la empresa que enviara $189 dólares a una dirección en Panamá, esto no sucedió y recuperaron sus datos fácilmente.

Recientemente han aumentado este tipo de ataques, en mayo pasado la empresa estadounidense de oleoductos, Colonial Pipelines fue víctima de ransomware, el atentado duró dos días y la empresa tuvo que pagar $4.4 millones de dólares para rescatar su información, dio a conocer el jefe operativo de la empresa Joseph Blount para The Wall Street Journal.

El pasado 14 de junio la empresa global de soluciones de seguridad de tecnología de la información Check Point, reveló que los ataques de ransomware aumentan 93% año tras año; solo en junio se registraron 1,210 ataques a nivel global.