Estados demandan a Google por monopolizar mercado de apps

Ilustración Fernando Buenrostro Ilustración Fernando Buenrostro

Una coalición de entidades de Estados Unidos presentó una demanda contra Google por prácticas ilegales que afectan a otros desarrolladores de aplicaciones móviles

Alejandro Wong García

La empresa tecnológica regresa a los tribunales federales en Estados Unidos después de ser acusada de monopolizar el mercado de aplicaciones para dispositivos móviles. “Google ha tomado medidas para bloquear el ecosistema de la competencia e insertarse como intermediario entre los desarrolladores de aplicaciones y los consumidores”, asegura la demanda. 

Este miércoles 7 de junio, 36 estados americanos, entre los que se encuentran Utah, Washington, California y Nueva York, hicieron una demanda  en contra de Google Inc., argumentando prácticas ilegales en el mercado de aplicaciones.

“Google prometió repetidamente que Android sería la base de un ecosistema abierto en el que los participantes de la industria podrían competir libremente”.

Amparándose en los estatutos federales y estatales antimonopolio, así como de protección al consumidor, los demandantes solicitaron al poder judicial evitar que el gigante de Silicon Valley restrinja ilegalmente el comercio de software para dispositivos móviles, combatiendo así las prácticas anticompetitivas en el mercado aplicaciones para Android.

También te puede interesar: Google enfrenta demanda por violar la privacidad de usuarios

La empresa fundada por Larry Page y Sergei Brin cobraba una comisión de 30% a los desarrolladores por vender sus apps en la tienda Google Play, según indica la demanda; además de obligar a los usuarios a descargar obligatoriamente su tienda de apps para adquirir otras aplicaciones.

Según los estados afectados, esta práctica es una clara muestra del monopolio que tiene esta compañía en materia de distribución de aplicaciones para celulares inteligentes.

Desde el 1° de julio, la empresa cambió su política y estipuló que cobraría solamente 15% de comisión, aunque esto no impidió que se interpusiera la demanda en contra de la compañía.

No es la primera vez…

Esta no es la primera ocasión en la que Google es demandada por algún gobierno de Estados Unidos. El 22 de octubre del 2020, el Departamento de Justicia y 11 estados comenzaron un litigio para combatir las prácticas monopólicas de la empresa en los mercados de búsqueda y publicidad.

El vicepresidente senior de Asuntos Globales de Google aseguró en un comunicado que “la demanda del Departamento de Justicia tiene graves equivocaciones. Las personas usan Google porque así lo desean, no porque se vean obligadas a hacerlo o porque no puedan encontrar alternativas”.

Antes lo hizo Europa

Antes de que en Estados Unidos se atrevieran a enfrentarse a la empresa tecnológica, la Unión Europea intentó combatir la posición dominante de Google como intermediario de búsqueda en línea mediante la imposición de sanciones económicas, logrando que en 2017 la Comisión Europea les impusiera una multa de 1.4 mil millones de euros. 

Google fue acusado de infringir las normas de defensa de competencia de la UE, abusando de su posición dominante en el mercado al imponer cláusulas restrictivas en los contratos con sitios web de terceros, que impidieron a los competidores de Google colocar sus anuncios en estos espacios de Internet.

«De acuerdo con las normas de defensa de competencia de la UE, estas prácticas, que se han prolongado durante más de diez años, son ilegales y han impedido a otras empresas competir por sus propios méritos e innovar y a los consumidores disfrutar de las ventajas de la competencia», declaró la comisaria Margrethe Vestager, encargada de la política de competencia en la Unión Europea.