Google enfrenta demanda por violar privacidad de usuarios

Ilustración Fernando Buenrostro Ilustración Fernando Buenrostro

La empresa es acusada de grabar conversaciones privadas de personas que activan accidentalmente el asistente de voz de Google y de usar la información con fines comerciales

Eva Rosete

Google LLC y Alphabet Inc. solicitaron al tribunal desestimar un conjunto de demandas interpuestas en su contra por la intercepción, registro, divulgación y uso ilegal de conversaciones de miles de usuarios del software Asistente de Google; el litigio, con número de caso 19-04286, comprende tres casos separados presentados en el Tribunal del Distrito Norte de California, San José. 

El 1 de julio del 2021 la juez Betg Labson Freeman desestimó algunos de los reclamos presentados en las demandas contra Google y Alphabet Inc. Los demandantes argumentan que la empresa no tiene derecho a usar sus conversaciones para definir la publicidad que les muestra cuando el Asistente de Google activa erróneamente el comando de voz. 

Las demandas ofrecen algunos ejemplos sobre la forma en la que opera el Asistente de Google. “Varias veces, los temas de la demandante Galván y la demandante EG se utilizaron conversaciones privadas para orientar anuncios. En uno de esos casos, la demandante EG estaba investigando sobre pandillas en Los Ángeles y estaba teniendo una conversación sobre estas pandillas durante la infancia de sus padres – ambos crecieron en el centro de la ciudad. Después de esta conversación, la demandante EG recibió publicidad en forma de vídeos sugeridos [sobre el mismo tema] por YouTube, una empresa propiedad de Google”.

Por su parte, Kumandan, otro de los demandantes, reveló que el contenido de sus conversaciones fue entregado a Instagram para dirigir la publicidad que se le presentó en esta red social; narró que hablaba con su esposa de salsas BBQ, aunque hizo una consulta en Google sobre el tema. Sin embargo, recibió publicidad sobre salsas BBQ en Instagram.  

Se alega que la ley de escuchas telefónicas fue diseñada para:

“Prohibir ‘todas las escuchas telefónicas y la vigilancia electrónica por personas distintas de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, debidamente autorizados, que participen en la investigación de delitos mayores”

Reuters. (2021) https://reut.rs/3dAleRy

La respuesta de Google fue: “Google no promete que el Asistente sólo se activará cuando los demandantes lo pretendan». 

En octubre del 2020, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y once fiscales generales estatales presentaron una demanda civil antimonopolio en el Tribunal de Distrito de Columbia con el fin de evitar que la empresa mantenga un monopolio a través de prácticas anticompetitivas y exclusión en los motores de búsqueda y publicidad, lo que afecta a las empresas competidoras y los consumidores. 

“La competencia en esta industria es de vital importancia, por lo que el desafío de hoy contra Google, el guardián de Internet, por violar las leyes antimonopolio es un caso monumental tanto para el Departamento de Justicia como para el pueblo estadounidense ”, dijo General William Barr, uno de los fiscales involucrados en el caso.