¿Sabes cuánto pagas por la operación de SPEI?

El sistema de pagos electrónicos de Banco de México (SPEI) funciona con cuotas que pagan los bancos y en parte con las comisiones que estos cobran a los usuarios de sus servicios

Eva Rosete 

El Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) es la infraestructura del Banco de México que presta el servicio de transferencias electrónicas en tiempo real al sistema financiero mexicano. El sistema es financiado por una cuota fija que pagan los bancos, estimada a partir de las operaciones que realiza cada participante.

«El Banco de México con el objetivo de incentivar el uso del sistema y recuperar los costos en los que incurre para mantener en operación el SPEI, ha establecido un esquema en el que los participantes pagan a Banco de México una cuota fija que les permite enviar y recibir cualquier cantidad de pagos», se puede leer en las disposiciones de Banco de México.

Según la circular 14/2017 de Banco de México, los participantes no pueden cobrarse comisiones entre sí. Por otra parte, los bancos pueden cobrar una cuota a sus usuarios por hacer transferencias por banca en línea y banca móvil.

Comisiones por transferencias bancarias

Fuente: CONDUSEF

En transferencias hechas el mismo día en Banca por internet los bancos que cobran la comisión más alta son Banco Azteca, cuya comisión va de los 0.00 a los 8.00 pesos, BanBanjío con 7.50 pesos y Banregio con una comisión de 6.00 pesos.

“Respecto a las transferencias por banca móvil el mismo día (SPEI), BBVA, Scotiabank y Santander no cobran comisión; mientras que Banco Azteca llega a cobrar de $0.00 a $5.00”, explica Condusef en su comunicado de prensa del 21 de junio del 2021.

Condusef ofrece las siguientes recomendaciones para hacer transferencias electrónicas: verificar la cuenta a la que se envía dinero, comprobar que los datos sean correctos, guardar el comprobante por si se necesita realizar una aclaración y nunca olvidar que la información bancaria y personal no debe compartirse.

La transferencia se debe hacer desde la app oficial del banco, mediante un teléfono y/o computadora personal, cerrar la sesión y no guardar la contraseña, mantener actualizado el software del dispositivo, activar las notificaciones automáticas para conocer en tiempo real los movimientos de la cuenta, monitorear los estados de cuenta y cambiar las contraseñas frecuentemente. 

La seguridad del sistema SPEI se basa en mensajes firmados con certificados digitales y claves de autorización. Lo único que necesitan los usuarios es una cuenta con banca por internet o banca móvil, tener la Clave Bancaria Estandarizada (CLABE) de 18 dígitos y número de tarjeta o número celular asociado a la persona a la que se hará el depósito.