Precio de tarjetas gráficas se ha duplicado en un año

H. Alberto Gónzalez

Las tarjetas graficas (GPU) son un insumo indispensable para las red que soporta transacciones de criptomonedas en blockchain, especialmente en el caso de las que usan el proceso Proof of Work – y reciben una recompensa por validar y crear nuevos bloques.

La reciente popularidad del entorno blockchain y el aumento en el precio de las criptomonedas han contribuido a que cada vez más personas se interesen en obtener una ganancia por prestar servicios a una red y ensamblen sus equipos de minería, en los que las tarjetas gráficas (GPU) son la pieza central.

Durante los últimos meses el precio de las tarjetas gráficas ha aumentado significativamente. Una tarjeta gráfica NVIDIA GEFORCE RTX 2080 Ti actualmente se vende en Amazon por 3,300 dólares, en enero del 2019 esta misma tarjeta se podía comprar por un precio entre los 1,300 y 1,500 dólares. Es decir, en tan solo dos años su precio se duplicó.

Por otra parte, la AMD Radeon RX 5700XT costaba 460 dólares en mayo de 2020, para finales de mayo de 2021 se podía comprar por 1,590 dólares, una variación del 340% en tan solo un año.

Más caras, pero más rentables

La rentabilidad de los GPU puede justificar la compra de estos microprocesadores. Por ejemplo, AMD Radeon RX 5700XT cuesta una tercera parte que un microprocesador de la competencia como NVIDIA RTX 2080 Ti. Sin embargo, el beneficio estimado diario es de la primera es 4.21 dólares mientras que la NVIDIA RTX 2080 Ti es de 9.19 dólares.

Otra opción, es la AMD Radeon RX 6900 XT, el precio para mayo de 2021 fue de 2,389 dólares, ofreciendo una utilidad neta diaria de 4.86 dólares.

Los altos precios de las tarjetas gráficas, no solo se explican por el incremento de la demanda para la minería de criptomonedas, también la escasez mundial de semiconductores ha afectado fuertemente el suministro de muchos de estos componentes.

Asimismo, las tarjetas graficas son indispensables para muchas industrias que se encuentran en auge, en primer lugar la de los videojuegos; una industria que fue impulsada durante 2020 por motivo de la pandemia. Otra industria que requiere un alto procesamiento de datos es el Deep Learning, ya que varias empresas han mostrado un reciente interés en adoptar este tipo de tecnología.