El rublo digital tendrá un prototipo para fines del 2021

El Banco de Rusia anunció a fines del 2020 la creación del rublo digital como una alternativa a su moneda tradicional.

Eva Rosete

“El Banco de Rusia está considerando la posibilidad de emitir la moneda digital de su banco central (CBDC), un rublo digital, como parte de su objetivo de desarrollar el sistema de pagos nacional”, declaró el Banco de Rusia en un documento de consulta en octubre del 2020, se estima que el prototipo de la moneda digital estará listo a finales de este año y se realizarán pruebas piloto durante el 2022.

Esta moneda digital será, como en el caso de China e Irán, una alternativa a la moneda física, por lo que esta última no se dejará de usar. El rublo digital podrá ser usado sin acceso a internet: “El usuario debe transferir una CBDC desde su billetera en línea a un dispositivo como un teléfono móvil u otro dispositivo que admita pagos CBDC sin conexión. Si es necesario retirar un CBDC del dispositivo en el que está almacenado el usuario debe conectarlo a Internet y transferir una CBDC a su billetera en línea”, explica el documento.

Las empresas, el gobierno y público en general tendrán acceso al rublo digital que será equivalente al rublo físico; es decir, igual que el dinero en efectivo funciona como medio de pago, medida de valor y reserva de valor.

“El sistema monetario unificado que abarca las tres formas del rublo ruso, específicamente en efectivo, no efectivo y en formato digital, satisfará plenamente las necesidades actuales de la economía y creará nuevas oportunidades para una implementación más rápida de innovaciones en los sectores financiero y real”, explicó el Banco de Rusia en el documento.

 “A medida que la economía se mueva en línea, las monedas digitales serán el futuro de los sistemas financieros”, dijo Elvira Nabiullina, Gobernadora del Banco de Rusia, en una entrevista para CNBC. Agregó que el rublo digital es el futuro de su sistema financiero porque es indispensable para el desarrollo de la economía digital.

El Banco Central de Rusia argumenta que esta moneda digital reducirá los costos de servicios de pago y remesas, además de promover la competencia entre instituciones financieras.

“Las monedas digitales de los bancos centrales se basan en tecnologías digitales. Sin embargo, a diferencia de las criptomonedas y monedas estables, una CBDC es un equivalente de la moneda nacional y su operación estable [que está] en el interés de hogares y empresas está garantizada por el estado representado por el banco central y su confianza en la moneda nacional existente”, concluye el documento.

Antes de la implementación oficial se sentarán las bases con una estrategia enfocada en educación digital, financiera y el desarrollo de habilidades para realizar transacciones con este nuevo medio de cambio. El camino se preparará por medio de campañas de divulgación e incorporando estos temas a los cursos del sistema educativo ruso.