Columna encriptada: Bitcoin y el show mediático de Elon Musk

Ilustración Fernando Buenrostro Ilustración Fernando Buenrostro

Bitcoin y el show mediático de Elon Musk. Razones por las cuales a la criptomoneda no le importa su opinión.

Olga Mariela Januszewski

El precio de Bitcoin ( BTC ) descendió 17% cuando el CEO de Tesla, Elon Musk, criticó su consumo de energía, pero en cuestión de horas su cotización subió desde un mínimo de $ 45,600 hasta $51,000 dólares, recuperando así más de la mitad del terreno perdido.

Esta dinámica pendular caracteriza el comportamiento de la criptomoneda en su reciente auge, pues a pesar de que es susceptible a correcciones importantes, la fortaleza y el tamaño de su red proporcionan un cimiento sólido en el que descansa su valor de mercado.

El algoritmo de ‘prueba de trabajo’ de Bitcoin recompensa tanto a los mineros como a los inversionistas a lo largo del tiempo y sus años de trabajo fortalecen la red. Cuanto más tiempo continúe Bitcoin, es menos probable que sucumban a un ataque o que sus participantes abandonen la red por una criptomoneda diferente.

Esta es precisamente la razón por la que Bitcoin sigue siendo la criptomoneda elegida por la competencia. Como muchos argumentan, ninguna altcoin puede «hacer bitcoin» como bitcoin. Sólo porque un inversionista prominente cambia de opinión sobre los méritos de Bitcoin y el precio cae, los mineros no tienen ningún incentivo para abandonar la red o retirar dinero.

Este aspecto del ‘efecto de red’ significa que Musk, en última instancia, proporciona a Bitcoin una buena publicidad en lugar de mala. Sus palabras y acciones no cambian lo que es bitcoin o de lo que es capaz.

“¿Por qué la prueba de trabajo es crucial para bitcoin? Gracias a un hash válido [prueba de trabajo] es como los nodos P2P saben que un bloque es válido, sin necesidad de un servidor o tercero de confianza», PlanB comentó sobre el fenómeno.

«¡Bitcoin está muerto sin PoW!»A las tendencias de precios no les importa. A pesar de su caída abrupta después de las palabras de Musk, la reciente acción del precio de Bitcoin habla más de su resistencia a las críticas que de su susceptibilidad.

Así, BTC pasó solo dos horas en declive antes de revertirse y mantener niveles más altos. No solo eso, sino que la caída también encaja con el comportamiento regular de los precios visto este año y ni siquiera violó ninguna tendencia de precios a más largo plazo. Un nivel particularmente importante que ha caracterizado la carrera alcista de 2020-2021 ha sido el promedio móvil exponencial de 21 semanas (EMA).

Los analistas han dicho que este nivel dictaría el precio mínimo durante las caídas, incluso se mantuvo durante el pico anterior de la carrera alcista en 2017. Esta vez, Musk tampoco pudo derribar el indicador, pues el comportamiento negativo se extinguió cuando alcanzó la 21 EMA.

Una vez que el polvo se asiente sobre la crítica individual de Musk, el ‘debate’ más amplio sobre qué tan ecológico es Bitcoin continuará a su paso. La mayoría de las acusaciones comunes. Sin embargo, han sido desacreditadas durante mucho tiempo como miopes y sin pruebas.

Apenas la semana pasada, Michael Saylor, director ejecutivo de MicroStrategy, importante holder de Bitcoin, dio una entrevista pública en la que reforzó la falta de mérito inherente a las afirmaciones de que Bitcoin es ‘malo» para el medio ambiente. En respuesta a Musk, calificó la decisión de Tesla de dejar de aceptar Bitcoin para pagos como «irónica».

«Irónico porque no se utiliza energía incremental en una transacción de bitcoin», escribió en Twitter.»La energía se utiliza para asegurar la red de criptoactivos y el impacto neto en el consumo de combustibles fósiles a lo largo del tiempo será negativo, considerando todo».

Por lo tanto, expandir el horizonte de tiempo es esencial para comprender por qué vale la pena Bitcoin. Como Saifedean Ammous, autor del popular libro The Bitcoin Standard , a menudo menciona, tener una «preferencia de tiempo baja» permite que un inversor de BTC comprenda que rechazar ‘dinero sólido’ por razones como el medio ambiente termina en más energía desperdiciada en alternativas poco sólidas.

«A menos que también haya cambiado su fabricación de cohetes y baterías a ‘energía más sostenible’, aquí parecerá un gran hipócrita despistado», tuiteó , aludiendo a la otra compañía de Musk, SpaceX.»El mundo necesita ‘dinero sólido’ mucho más de lo que necesita sus cohetes y automóviles eléctricos subsidiados por el gobierno».

om.januszewski@gmail.com